martes, 16 de agosto de 2011

Post en un blog que no llegá a aparecer

Hola, me parece muy interesante tus opiniones y me he tomado la libertad de comentar algunas cositas.

¿Es coherente pedir desregulación y querer estados nacionales fuertes? Eso, que exige Aznar, por ejemplo, es mucho más incoherente que pedir mayor responsabilidad (accountability) a quienes manejan dinero público. No se trata de que dejen de hacer cosas, sino que hagan lo que deben hacer. Deben ser nuestros representantes y realizar aquello que creemos juicios que se haga, no evitar cualquier responsabilidad.

El liberalismo quita el poder a los políticos ¿? Lo que hace es mantener el status quo. Los que tienen dinero para pagar seguridad privada, colegios privados, sanidad privada, ¿para qué quiere tener un "Estado del Bienestar"? Ellos ya lo tienen (Había un viejo chiste que decía que los funcionarios no creían en el más allá, porque no concebían que pudiera haber una vida mejor).

Pedir mayor tributación no es meter en la cárcel, es acentuar la responsabilidad colectiva. Cuando un banquero hace dinero se aprovecha de una situación de partida ventajosa, que en cierto modo debe acarrear una respuesta en compensación.

Se puede pagar el Estado del Bienestar, pero no a costa de aumentar la codicia.

El caso de ZP es curioso, ¿cómo consigue este hombre tener la culpa de todo? En casos de crisis es de manual -keynesiano- compensar el parón de la economía con gasto público. Lo han hecho todos los países. Ahora, si hay que recapitalizar los bancos, ¿cómo se atreven a pedir ahora austeridad? Me temo que las políticas de ZP no han sido caprichosas.

Prefiero no hablar de los mercados como un abstracto. Son unas 200 personas, con nombres y apellidos, que manejan los grandes fondos de inversión y que, me temo, ganan siempre, suba o baje la economía "real".

Mucho me temo, y soy pesimista al respecto, que la política es la única arma que queda al que no es rico. ¡Aviamos estamos!

Un cordial saludo

No hay comentarios: