sábado, 13 de agosto de 2011

Amigos

Puenden pasar meses, años, incluso una década, pero sigues llamándoles amigos. Quizás no hables con ellos, quizás no los llames por teléfono y sólo muevas débilmente la mano cuando te cruzas por la calle, pero siguen estando en la categoría. Y lo peor es cuando efectivamente les hablas, les cuentas, les preguntas... Y te das cuenta de que no tienes nada en común, y te preguntas cómo pudiste compartir algo alguna vez. La vida lleva por lados distintos, por diferentes caminos, y uno nunca es consciente de que se aleja. Quizás uno no sea el que era, aunque se reconozca en el espejo, a pesar de las canas, a pesar de los kilos, a pesar de que has cambiado de gafas. Pero esos no, el resto sí. Los amigos.

No hay comentarios: