miércoles, 29 de junio de 2011

No paramos

Con esto del MIR para los profes, y las conclusiones del claustro final de curso llego a la conclusión de que lo nuestro no tiene remedio. La culpa la tienen los profesores. Y es que hacer autocrítica está muy bien, pero que siempre te caigan encima.... pues eso no tanto. Si hay muchos suspensos, es culpa de los profesores. A nadie se le ocurre decir que la culpa de la delincuencia la tiene la policía. Bueno en estos casos, como la tiene la educación, también nos cae a nosotros. Ni padres, ni, por supuesto los angelitos de las clases se portan mal. Como sólo se puede hacer presión sobre el trabajador, pues a poner en el punto de mira al profe. Todos hemos sido alumnos y/o padres de alumnos, por lo que siempre recordaremos algún episodio de algún maestro hijodeputa, o cabrón, o tonto, o todas las cosas juntas. Acabarán con las vacaciones -que ojo, son de los alumnos, no para los profesores-. Porque hay que conciliar la vida laboral y la familiar. Y como dice el informe de la CEOE, como hay maestras, se consigue la jornada concentrada, y así se fastidia la conciliación de las trabajadoras. Hay que tener cara. Pero en fin, uno se siente defraudado, y sobre todo, muy, muy quemado. Así que, como no tengo ilusión, la culpa de todo será mía.

1 comentario:

humo dijo...

¡Ay, la Educación!
Una asignatura pendiente más...