miércoles, 13 de febrero de 2008

El grito

La vida tiene esos caminos que te llevan. Tienes la sensación de que no eres tú quien anda, sino que es el paisaje quien te anda a tí. Te da una noche por contemplar tu vida y pensar que ya ha pasado la época de salud. Ahroa viene la madurez (madurez, ja). Suena Crazy de Gnars Barkley, y parece como si la vida te diese un pequeño respiro. A veces es tan simple como eso. Una canción de Richard Hawley o de Iron and Wine. Sabes que metes la pata, y tu estómago te lo está recordando a cada momento. Ahroa mismo sólo puedo pensar en tí, amor mío. Y que estás muy lejos. Y San valentín está muy cerca, con el azahar y una contraseña

3 comentarios:

FPC dijo...

Ánimo. La música evoca pero también acompaña, da sentido.
Saludos.

Nora dijo...

Me pregunto si amar así tiene sentido.También me detengo a contemplar mi vida y no estoy satisfecha. Me ha quedado algo muy importante por hacer y me he dado cuenta ahora. Cuando creía haber cumplido todas mis metas,cuando creía haber llegado a lo más alto,cuando pensaba que lo tenía todo...siento que algo muy importante me falta.
Desearía poder empezar de nuevo, pero me faltan fuerzas.Desearía poder gritar como la máscara de Munch, pero me falta aliento.
Necesito un abrazo y no lo tengo.
Lo que siento, lo que quiero, lo que deseo no lo tendré nunca.
Es triste.

propagandhi dijo...

Querida Nora, amar así es el UNICO sentido. Tener todavía metas es lo que nos mantiene con rabia hacia el mundo, y cuando la rutina golpea es lo que te alza a la superficie.

Yo también querría empezar de nuevo, con o sin fuerzas.

Pero yo te aseguro que lo que quieres lo tendrás. Algún día, te lo aseguro.

Es triste.