jueves, 29 de noviembre de 2007

A todos los solitarios

Esta es una de las canciones más dulcemente tristes que conozco.







Sun comes up, its tuesday morning
Hits me straight in the eye
Guess you forgot to close the blind last night
Oh, thats right, I forgot, it was me

I sure do miss the smell of black coffee in the morning,
The sound of water splashing all over the bathroom,
The kiss that you would give me even though I was sleeping,
But I kind of like the feel of this extra few feet in my bed
Telephones ringing, but I dont answer it
cause everybody knows that good news always sleeps till noon

Guess its tea and toast for breakfast again
Maybe Ill add a little t.v. too
No milk! god, how I hate that
Guess Ill go to the corner, get breakfast from jenny
Shes got a black eye this morning, `jen howd ya get it?
She says, `last night, bobby got a little bit out of hand

Lunchtime. I start to dial your number
Then I remember so I reach for something to smoke
And anyways Id rather listen to coltrane
Than go through all that shit again

Theres something about an afternoon spent doing nothing
Just listening to records and watching the sun falling
Thinking of things that dont have to add up to something
And this spell wont be broken
By the sound of keys scraping in the lock

Maybe tonight its a movie
With plenty of room for elbows and knees
A bag of popcorn all to myself,
Black and white with a strong female lead
And if I dont like it, no debate, Ill leave

Here comes that feeling that Id forgotten
How strange these streets feel
When youre alone on them
Each pair of eyes just filled with suggestion
So I lower my head, make a beeline for home
Seething inside

Funny, Id never noticed
The sound the streetcars make as they pass my window
Which reminds me that I forgot to close the blind again
Yeah, sure Ill admit there are times when I miss you
Especially like now when I need someone to hold me
But there are some things that can never be forgiven
And I just gotta tell you
That I kinda like this extra few feet in my bed



Trata de echar de menos a alguien, pero necesitar más la soledad. Creo que lo mejor es acompañarla con un beso.

martes, 27 de noviembre de 2007

La vida es dura y hay que hacerse fuerte

Esta es una profesión que te da muchas satisfacciones, pero también te encuentras involucrado en problemas que no te esperas. Y deseas en lo más íntimo poder ayudar, o, al menos, no meter la pata. Las personas son en su inmensa mayoría, buena gente, nos portamos bien con los demás, somos agradables en el trato y generosos cuando esto no supone una pérdida grave. Es una ética indolora. Llevo unos cuentos días preocupado por el caso de una chica a la que le están cogiendo manía. A lo mejor acoso escolar es todavía una palabra demasiado fuerte (y bulling demasiado fea), es quizás el caso de una presión de grupo que adquiere un tinte un poco desagradable. Si alguien no quiere caer en las modas, en los tics, en los hábitos de los demás, porque lo considera impropio, porque le parece mal, o porque no es de esa clase de persona, creo que está en su derecho. Si todo el mundo le deja los ejercicios a quienes no lo hacen, eso no significa que uno deba dejárselos. En principio, la lógica pedagógica diría más bien lo contrario. Cada uno debe hacer lo suyo, porque se supone que sirven para aprender. Pero la escuela, como sabemos, no es un lugar para aprender, sino un lugar donde se ejercita el poder. Y unos sabios sádicos intentamos todos los días vulnerar la resistencia de los pobres alumnos que tenazmente se niegan a aprender.

Si uno viste diferente, si uno habla de otra manera, si uno no comparte lo que el grupo considera, entonces es que quiere señalarse y comienza la campaña, que si nos burlamos, que si la picamos para que salte y así se gane una regañina del profe, que si hablamos con no-sé-quién para que le diga “te vamos a pegar”. Pero que no, que es broma, lo que pasa es que, “no te digo, se fue con su hermana”. Pues sí. Cuando no sabemos, buscamos refugio. ¿Por qué he de suponer que va en broma? Pero entonces nos escandalizamos, hay que ver, pensar eso de nosotras, cómo vamos a pegarle, si nosotras somos las buenas.

No es la primera vez que me encuentro con un caso parecido, y lo que más difícil me resulta –una vez que he asumido que el asunto pasa- , es convencer a los avasalladores que están haciendo mal. Que aunque en su –retorcido- código de honor no dejarse copiar en los exámenes es una falta grave, todos tenemos que tener la libertad de hacerlo o no. Debemos poder elegir a los amigos, sin que eso suponga que los demás se conviertan automáticamente en los enemigos.

Es verdaderamente pasmoso cómo se consigue crear un estado de opinión contrario a una persona. El caso más evidente es el estigma de “puta”, “guarra” y cosas parecidas. En esos casos, me temo que la huída es el único refugio. El estigma de empollón también tiene su guasa. Y encima uno tiene que confortar a la víctima, porque el resto de la clase aprueba con su silencio estas actividades. Hacerla fuerte y por otro lado, debilitar a esos déspotas que tienen que imponer su mundo chulo de mierda que consiste en apartar a quien no cumpla.

Y eso que, hasta ahora, todos los alumnos me caen bien.

La vida es dura y hay que hacerse fuerte. Esa es una frase para un tío pesado de 40, es demasiad pronto para alguien de 14.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

The Blue Nile

El Nilo Azul es uno de mis grupos favoritos. De esos grupos poco conocidos, pero exquisitos. Capaces de emocionar de una manera única, en la que ves que algunas cosas te recuerdan, a la música negra, al pop, pero que el conjunto no es reconocible. The Blue Nile son únicos.

Me los dio a conocer un amigo, bueno, más que un amigo, un gurú. Que curisoamente ahora trabaja en mi mismo centro.

Aquí he traído un montaje que he encontrado en YouTube en el que ilustran una canción de The Blue Nile con cuadros del geniar Edward Hopper.

Disfrutarlo, y comentar qué os sugiere

martes, 20 de noviembre de 2007

miércoles, 14 de noviembre de 2007

A veces

A veces tienes que buscarte a ti mismo en el interior de un cajón o debajo de una mesa. A veces te has escondido dentro de la funda de un disco de vinilo o te has camuflado en el sofá. A veces ni tú mismo te encuentras aunque te veas en el espejo.

Es en esos momentos cuando sólo puedo encontrarme en tus ojos

martes, 13 de noviembre de 2007

La lógica del desamparo.

uando nos encontramos en situaciones de esas que nos dejan como si nos hubieran dado una paliza en el alma hay un momento en el que todo nos abruma, nos parece carente de sentido y sólo podemos preguntarnos, ¿por qué a mí? Y de repente todo cobra sentido, todo tiene una lógica. Somos capaces de integrar en la misma explicación todo el universo. Parece como si cada partícula de polvo cósmico se hubiera conjurado en contra nuestra, como si no hubiera ni un solo átomo de materia oscura fuera aliado. Ya está, la lógica del desamparo, en esos momentos buscamos en vano un hombro en el que dejarnos caer y no lo hay, ¿cómo va a haberlo si todo nos vuelve la espalda? No podemos ni dejarnos caer en nosotros mismos, nos derramamos sobre la colcha desecha de la cama y sentimos una pena inmensa. No puede existir en el mundo nada más triste ni más injusto, ni más devastador. Lo más terrible es que la culpa es de nosotros mismos, no, de mí mismo, que he ido provocando la ira de los dioses, que he ido sembrando la desconfianza, la envidia y el odio más soterrado. No he sabido ganarme ni siquiera la confianza de mi espejo. Todo forma parte de un plan inexorable que hunde en el lodo cualquier tentativa de llevar si quiera una vida vegetal. El desamparo te deja triste, y acorralado contigo mismo. El sitio del desamparo es un rincón.

martes, 6 de noviembre de 2007

Caetano Veloso haciendo suya a Billie Jean

Una vez escuché esta canción una madrugada por la radio. Tardé muchísimo en encontrarla. Ya habían aparecido los cds incluso. Me hice fan de Caetano. Me temo a mí mismo cuando comienzo a escucharlo...

Disfrutad de esta versión...


sábado, 3 de noviembre de 2007