domingo, 22 de abril de 2007

Primera entrada

lunes 12 de febrero de 2007


Llevo mucho tiempo dándole vueltas a este blog personal, intrascendente y sentimental, no sabía cómo comenzar. Seguir, se sigue, se puede poner cualquier comentario, noticia, ocurrencia. Está para eso, pero el primero quería que fuera especial.

Hoy me he acordado de mis primeros compañeros de trabajo. Hace ya trece años comencé en un instituto de Sevilla, con un equipo impresionante. Ganas de trabajar, inteligencia, sensibilidad, valor... Aprendí mucho aquellos cuatro años, y sobre todo aprendí mucho de ellos. Quizás os los vaya presentando. Ahora sólo acordarme de sus nombres, y preguntarme qué será de ellos. A la mayoría les he perdido la pista, aunque intuyo que seguirán pululando por aquellos rincones. No los llamo desde hace años, y me enorgullezco de haber pertenecido a aquel equipo. Lampaya, Gotor, Lina , Lola , Rosario, Margarita, Espino, Miguel... Tanta gente y tanto olvido que merezco que me riñan si no me he acordado de ellos. Aprendí mucho del oficio y muchísimo de la vida.

Un beso para todos.

No hay comentarios: