lunes, 31 de diciembre de 2007

Un regalito musical

Probablemente la última gran canción de un gran grupo que ya no lo es.




Canción soñadora y evacadora aunque nunca he entendido nada de lo que cantan estos chicos

Debilidades en la resaca

Reconozco que no es mi tipo, a mí me gusta otro tipo de mujeres. Concretamente uno. Pero tengo que admitir que me pone. Si quiere parecer sexy, conmigo lo ha conseguido


Me temo que no soy el único, porque tanto éxito no se puede deber a sus cualidades interpretativas.

En fin, nadie es perfecto...

Feliz año a todos

Gracias a todos los que me habéis visitado y a aquellos que encima os habéis molestado en escribir algo. Gracias a todos los que me rodean y no se han empeñado en hacerme la vida más difícil.

Deseo para el nuevo año un mundo más feliz, menos injusto y con más alegría. Sexo, droga, mística, da igual, lo importante es disfrutar de este viejo planeta antes de que nos lo carguemos.

Y que se cumplan todos vuestros deseos. Bueno, todos no, ESE, no.

Beshitos a todas y abrazos mashotes a todos

domingo, 30 de diciembre de 2007

El foro de la familia, la iglesia y el Estado

Realmente me parece sorprendente cómo la familia se ha metido en todo este embrollo. Me parece, como sociólogo interesante que los conservadores hagan uso de estrategias normalmente asociadas con la izquierda. La toma de la calle, por ejemplo. Los manifestantes hablan de 2 millones, el País, de 16o.ooo. Las cifras, francamente no me importan, me interesan más los mensajes.

Según Rouco, la legislación española va por detrás de los derechos humanos. Y se refiere a la consideración de la unión homosexual como familia. Los conservadores consideran que eso es devaluar la familia. En principio no tiene por qué. Pero como están diciendo Los Increíbles ahora mismo por la tele, si todos son especiales, es otra forma de decir que nadie lo es. Si todas las uniones son familias, familia no significa nada. Es una forma de verlo. Una forma perversa, según me parece a mí.

También es llamativo que estas organizaciones quieran quitarle al Estado el control sobre la educación de sus hijos. Pero sí quieren que la costee, pague a sus profesores de religión pero manteniendo la prerrogativa de nombrarlos y despedirlos. Si las familias deben educar a los hijos -por favor que lo hagan, por Dios, que lo hagan-, ¿por qué se apoyan en tipos que no tienen familia? Los sacerdotes no tienen familia, pero sí están en el derecho de decir cómo se debe hacer.

Plantean como un enfrentamiento típico de guerra civil cualquier crítica a sus posturas. Creen que están perseguidos, que tienen menos privilegios que los musulmanes, y sin embargo tienen mucha más razón. Los movimientos neocatecumenales se sienten víctimas de una conspiración laicista. Y el laicismo no ataca a la religión, el laicismo separa la esfera pública de las certidumbres privadas.

Sin embargo, con esta postura están siendo muy, muy intolerantes. Si alguien, como yo, defiende que mis impuestos no paguen ninguna religión, que se despenalice el aborto (despenalizar no significa obligar), que es más útil una asignatura para la ciudadanía que una sobre una religión concreta... entonces resulta que les persigue. A la Iglesia y a la familia. Si quieres libertad de expresión, puedes criticar al gobierno... y que el gobierno, o que cualquiera te critique.

Pero lo que más me JODE es que hablen en nombre de la familia. Yo soy padre de familia, de familia numerosa, encima, y esta gente no me representa. Ni esos son valores familiares. Son valores conservadores, tradicionales si quieren -que tampoco-, será un Foro de la Familia Conservadora. Y por supuesto que la Iglesia no hable en nombre de unas familias de las que no forman parte.

No, en mi nombre no.

viernes, 28 de diciembre de 2007

Remember the 80's

La canción con la que me sentí más identificado en los ochenta, en mi adolescencia:




Y su revisión en los 90. Probablemente seré el único al que le gustan las dos versiones. Germán Coppini forever

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Respetar las tradiciones

Pasando por alto que, de vez en cuando, se habla de respetar las tradiciones en lugar de decir "inventar" las tradiciones, no lo veo claro. En mi pueblo se ha rescatado/inventado no sólo el palacio municipal, sino un belén viviente que nunca-jamás-ha-existido. He estado revisando algunos villancicos:

Ande, ande, ande
la marimorena,
ande, ande, ande
que es la nochebuena.

La nochebuena se viene
la nochebuena se va
y nosotros nos iremos
y no volveremos más.

Quitando el mal rollo que transmite -y la posible referencia a la marihuana-, ¡es poesía pura!

A cantarte hemos venido
cuatrocientos en cuadrilla,
si quieres que te cantemos,
saca cuatrocientas sillas

Después de esto lo tengo claro,

¡Hay que respetar las tradiciones!

martes, 25 de diciembre de 2007

Felices Fiestas

Es lo más inteligente que se me ocurre para estos casos

lunes, 24 de diciembre de 2007

La revancha de Papá Noel.

Vale que su aspecto no es el recomendado por dietistas. Vale que lo haya inventado la cocacola. Vale que tenga un dudoso gusto en elegir los nombres y que no quede claro si es chico o chica. San Nicolás, Santa Claus, Santa, Papá Noel... Pero lo que pasa es que está sufriendo un ataque de los españoles para acabar con él. Y todo por los Reyes Magos. Y dále con recuperar nuestras tradiciones. Eso tiene un nombre, y es xenofobia.

Odiamos Papá Noel porque es de fuera, como los que vienen en patera. Ahora bien, si son reyes de oriente o jeques árabes, entonces le vendemos Marbella y decimos que dan puesto de trabajo. Pues yo digo, viva papá noel, y vivan los magos de oriente -los reyes no, que soy republicano-.

Estoy a favor de todo tipo de fiestas, si son españolas, bien, si son de fuera, también bien. Si queremos sufrir por Todos los Santos, casi mejor que celebremos con caramelos un Halloween. Si tenemos Papá Noel y los Reyes, pues mejor, dos regalos. Y también San Valentín, y todas las raves que puedan existir. Vivan las fiestas

sábado, 22 de diciembre de 2007

Dos antiguos héroes

Aquí tenéis dos de mis canciones preferidas de los años 80. Uno es Julian Cope, y un temazo pop Trampolene. El otro es TheThe, que ya he colgado la canción y su letra. Ahora es una interpretación muy chula de "Gildo e Companhia", que no sé quienes son, luego sigue una versión de Lifehouse:




jueves, 20 de diciembre de 2007

La navidad incita al consumo... de drogas

Otra vez la navidad y cada vez lo tengo más claro. Es una conspiración. Pero de narcotraficantes. El pasado año lo hice público, la navidad incita al consumo de drogas. No hay más que mirar los villancicos. Pero mira como beben. Hacia Belén va una burra cargada de chocolate (una moto con drogaína). Pero hay muchos más indicios que llevan al descontrol y al uso de estupefacientes. Por ejemplo, la nieve de los belenes. Si Jesusito de mi vida nació en Palestina, ¿de dónde sale la nieve? Está claro, es cocaína. Por eso los pastores estaban al raso cuando se anunció el Ángel. Estaban haciendo botellona y no tenían frío porque estaban hasta el culo de nieve, o de polvo de ángel.

Luego, claro, cada uno lleva lo que puede como presente, que no había mucha pasta para comprar droga.

El relato habla de que pidieron posada y que no había sitio, así que tuvieron que refugiarse en un pesebre. Claro, los hoteles y las posadas piden documentación, y estos iban de estrangis. Y en un pesebre con el buey y la mula. Y de toda la vida, una mula es el encargado de traer un cargamento de droga.

Hablan de los tres reyes magos de oriente, y aunque lo he preguntado, nadie sabe por qué ninguno es chino. En realidad son narcotraficantes, traen opiáceos de oriente, heroína afgana y tailandesa. Uno es negro, eso tiene mala pinta. En las pelis siempre pillan al negro. Dicen que siguen una estrella, ¡menudo colocón! Y le traen oro, de las ganancias de la droga, incienso, bueno, para disimular el olor a porro, y mirra, que no sé qué es y nadie lo sabe. Algún opiáceo.

Luego resulta que los tres tienen que huir a Egipto. Los buscaba otro cártel de la droga, y se esperan hasta que pase la fiebre. Es una redada.

Hay otros villancicos que dan pistas.

La Virgen va caminando,
va caminando solita,
y no lleva más compaña
que el niño de la manita.

¿Dónde se ha metido José? La verdad es que no me extraña que los abandone. Teológicamente, la virgen es un vientre de alquiler, no es la madre, sino que lleva el hijo de dios. Si nos ponemos literales, que una paloma se lo haga con una chica, bueno, eso tiene un nombre muy raro. No me extraña que si no ha hecho nada con la virgen, por eso es virgen, se quede tan espantado de que esté embarazada.

En el portal de Belén
hay un cochino colgado
El que quiera comer carne
Que entre y le pegue un bocao

Pero bueno, ¿los judíos no tenían prohibido el cerdo?

La virgen se está peinando
Entre cortina y cortina
Los cabellos son de oro
Y el peine de plata fina.

En primer lugar, ¿dónde se peina la virgen?, ¿de dónde salen esas cortinas, si es un pesebre? Los cabellos de oro supongo que es una metáfora de que la virgen es rubia. Realmente no conozco a los hebreos así como raza, pero me suenan morenos, a lo sumo pelirrojos, pero rubia, rubia… No sé, como no sea alguien venido del norte… Sería el contacto. Pero me suena muy raro. La historia no cuela, aquí hay demasiadas pistas. Y si no tienen dinero, de dónde sale el peine de plata fina. De la droga.

Ya vienen los reyes magos,
Ya vienen los reyes magos
Caminito de Belén,
Olé, olé, Holanda,
Que Holanda ya se ve.

¡Vaya pedazo de morao para ver Holanda desde Belén! Aquí está la clave, Holanda, Amsterdam, los Coffee Shops, esto es droga para contrabando holandés. Esto explica los orígenes raciales de la virgen rubia y de los reyes magos.

Y para colmo todo esto se hace para llevar a los hombres la buena nueva. La buena nueva, o la buena nieve. Estos traían coca para celebrar el año nuevo.

Además, ¿no son sospechosos tantos camellos?
Andrea quiere ser una chica invisible, se va diluyendo entre los demás para no ser advertida. Andrea no quiere desaparecer, Andrea sólo quiere escabullirse, ocultarse a las miradas para poder estar haciendo lo que se propone. Es difícil no reparar en la presencia de Andrea. Tiene grandes ojos y un pelo llamativo, un tono de piel canela y una figura esbelta. Andrea tiene una bonita sonrisa y unas manos delicadas. Andrea se esconde, mira hacia atrás y hace la típica mueca de la coquetería. Andrea sabe que puede ser peligrosa. Que la dejen tranquila, que ella conspira y se ríe, y da señales, y ayuda, y también mira con atención sin que nadie la observe. Algunas veces Andrea no desaparece, algunas veces es observada sin que ella lo vea. A veces Andrea es el blanco de las miradas sin saberlo. Creo que Andrea sabe de su belleza pero que a veces se le olvida.

martes, 18 de diciembre de 2007

Este post tiene dedicatoria pero no quiero hacerla pública.

Estamos ahora trabajando, lo que para un funcionario suena a novedad. Mañanas muy liadas y tardes ocupadas. Es la época de las notas, de corregir exámenes y de cabrearse con los trabajos. Dicho de paso, estoy harto de ser el enemigo, etc., etc. Bueno, pues se presenta una de esas tardes maratonianas en las que repasamos la vida y milagros –porque algunos aprobados son eso, milagros- de los alumnos. Hay tutores que se lo curran, hablan con los alumnos, preparan las sesiones y hay quienes, incluso incitan a los delegados a pasar por las sesiones de evaluación, que así se llaman estas reuniones sin alcohol. Los delegados son sufridos porque se llevan las broncas que en gran parte de las ocasiones, no merecen. Son buenos chicos que intentan ser responsables ante la mirada atenta y acusadora de los chicos enrollados, que no estudian-y-gastan-el-dinero-del-contribuyente al repetir curso. Son así de guay. Y más difícil todavía, tienen que llevar las tonterías de sus compañeros ante un grupo de profesores cansados y despeindados. Que si no explicas bien, que si fulanito manda mucha tarea, que si el de historia puntúa muy bajo, que si no entendemos a la de inglés… sabiendo estos sufridos delegados, que no se explica bien cuando no se atiende, no es mucha tarea si la llevas al día, no se puntúa muy bajo si sólo cuentas un tercio del tema o es normal que la de inglés hable en inglés –y no en el dialecto de Aznar-. Luego tienen que aguantar el tipo de los profesores que les echan las broncas para-que-las-transmita-al-curso. Precisamente en el momento que gran parte de los alumnos está desaparecido en combate.

Una de estos sufridores es F. Una chica genial, muy madura –para su edad dice uno, pero no, es muy madura y punto. Muchos de los que nos sentamos en las mesas grandes no tenemos tanta madurez. F, no te sientas presionada, no se puede ser maduro a todas horas, a no ser que seas fruta de plástico. Cuando F se va, todos alabamos su trayectoria, su inteligencia, sus notas, su dedicación, y como digo, su madurez. Un compañero dice, “es la hija que todos querríamos tener”. Asiento con la cabeza, pero en mi interior me digo otra cosa. En mis tiempos, en mi instituto no había chicas inteligentes y guapas, a la vez con sentido del humor, cultas y combativas. Es la chica con la que me hubiera gustado salir con su edad. E inmediatamente me corrijo, es la chica que me hubiera dado calabazas si le hubiera pedido salir con su edad.

sábado, 15 de diciembre de 2007

Siento haber estado como un fantasma estos días. No os he presentado a Will Johnson. Es el líder de dos fantásticas bandas, los Centro-matic y South San Gabriel. Parten de eso que ahora se llama americana, y que se inició cuando por un lado Mark Eitzel salía con American Music Club (premio al nombre más horrible del momento) y Will Oldham navegaba con las encarnaciones de Palace (Brothers, Song…) y reinaba Howe Gelb con sus inmensos Giant Sand. Es una pena que los discos en solitario de Will suenen más a Tom Waits que a Giant Sand, porque tiene una voz muy personal. Y es capaz de sonar llenando el espacio con una sola guitarra. Me gusta la voz al natural y la mueca que hace para dar mayor dramatismo. Aquí lo tenéis en una actuación en El Puerto de Santa María de principios de año. El mes pasado estuvo de nuevo por aquí con John Vanderslice, ¡de telonero! Al final me he acabado de enganchar mucho a sus discos en solitarios y estoy repasando la discografía de South San Gabriel. Espero que os haya gustado este fragmento de actuación



P.D. Me acaban de aclarar que esta actuación fue en Cádiz, no en el Puerto de Santa María. Entre lo poco que me entero y el Spanglish de Will...

martes, 11 de diciembre de 2007

La intimidad y la amistad

Con la intimidad me pasa como con la familia, realmente no sé qué son. No me refiero a tener una definición sociológica -faltaría más-, sino más bien, de entender cómo es, cómo encajo yo. Miro otras familias y noto que falta algo. Con la intimidad me pasa lo mismo. Creo que he ido construyendo mi vida buscando la intimidad, desesperadamente, desperdigando trozos de mi. De tal forma que a veces me resulta muy complicado hacerme a mí mismo, describirme, o vestirme por la mañana. Hoy toca informal, hoy toca de profe clásico, hoy toca sin peinar... Son cosas intrascendentes.



No he tenido muchos amigos, pero sí que he tenido algún buen amigo. Buen amigo con mayúsculas. Vengo de pasarme por su blog, y ha colgado una serie de discos que han marcado, de una u otra forma, sentimentalmente, emocionalmente. Me alegra haber descubierto muchos de ellos juntos. Haber comprado algunos vinilos y luego compartirlos. Recuerdo la emoción de poner en su tocadiscos Rain Dogs de Tom Waits, VU de The Velvet Underground, Meat is Murder de The Smiths... Sin hablar casi de nosotros mismos.



Recuerdo una vez que me leyó una carta que le había escrito hacía meses. Creo que me puse muy colorado, horrorizado de la frivolidad, de la impersonalidad de aquellas líneas. No creo que hubiera en el mundo ningún amigo que conozca tan poco , ni que pregunte tan poco. Ya, ya, somos tíos, no tenemos sentimientos.



Pero el caso es que tanto mi amigo como yo somos de otra casta. Pocas veces hablábamos de tías. Y la mayor parte del tiempo, como quien habla de estrellas de cine. Adorables pero muy muy lejanas. Ni el preguntaba ni yo preguntaba. Cuando empecé a salir con mi novia, tardé mucho en decírselo. Cuando el tuvo sus ligues, tampoco corría a decírmelo. Y éramos uña y carne, vinilo y aguja. No creo que fuera culpa suya. El ha construído su intimidad con otros amigos. Y le duran años. Yo fui incapaz.



Creo que mi palabra preferida en estos casos es "perdona". Soy el hombre del perdón, del disculpa, del lo siento. Del regalo, del detalle, del poco teléfono y las visitas cortas.



Colega, un abrazo, chaval, que te lo mereces.

La intimidad

Últimamente estoy estudiando a fondo esto de la intimidad, pero no en el sentido de la higiene íntima, ni la ropa íntima, sino cómo dos personas son capaces de formar un espacio común de comunicación, una burbuja sin que medien las palabras, compartiendo secretos intrascendentes, haciendo gestos propios donde la vida se repliega sobre sí misma. Creo que sólo somos íntimos con nosotros mismos cuando hemos aprendido la intimidad con otra persona -aunque la otra persona coincida con tí mismo-. En cierta forma, este blog es una llamada a la intimidad con el extraño. Es en la intimidad cuando te encuentras a tí mismo, cuando te ves reflejado en otra persona, cuando tu mundo se hace indestructible.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Mis pequeños héroes, John Vanderslice

No lo conocía, pero un concierto me ha dado la oportunidad de escucharlo. Estoy repasando su discografía, y me he encontrado que en acústico me gusta más que en disco. Por eso os pongo este White Dove.


Tiene un aspecto desgarbado, y toda la pinta de un guiri, pero la voz es estupenda y las melodías con gancho. Espero que disfrutéis. Además terminó el concierto cogiendo la acústica, sin micrófono, y cantando alrededor del público. Un nuevo héroe.

La belleza duele

Estoy dándome cuenta de que en los últimos posts hay un tema que se repite con obstinación, y es la asociación entre la belleza y el dolor. No tengo nada de masoquista, pero creo que, como en muchas otras ocasiones, cuando una emoción sube y sube por tus venas, los nervios a flor de piel no saben identificar entre la excitación y el dolor.

A lo mejor soy muy raro, pero...

Cuéntenme, porfa plis.

PD. En realidad, lo que quería decir es que, a menudo me pasa que las sensaciones más fuertes me producen una sensación, que de intensa, duele. La belleza, por ejemplo, hay veces que unos ojos son tan bonitos que duelen, o vivencias de muy intensa felicidad. Nunca me había fijado en ello, pero hay varios posts últimamente que me lo han hecho ver. No sé si soy el único...

Hay días.

Cada día tiene un momento en el que te cruzas con la belleza. Hoy es la cara de A., ayer fue la figura de una espectacular doctora morena, con ojos verdes y unos tacones terriblemente impropios para una clínica. La semana pasada fueron los ojos de E y quizás también pasó el escote de C. Hay días en que la belleza duele.

Creo que le llaman pedantemente el Síndrome de Stendhal. Yo recuerdo haber llorado en el MOMA.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Odio el Club de Poetas muertos


Hay muchas historias de profesores que abrieron las mentes a los alumnos. Y siempre me acuerdo de la película de El club de los Poetas Muertos. Odio esa película, creo que cosas como esa –o Los Chicos del Coro- contribuyen a mantener y acrecentar el mal clima que existe en la educación. Por favor, si hasta el chico bueno es el guapo y el feo es el malo!!! En El Club de los Poetas Muertos, un profesor sustituto decide revolucionar, con su arrolladora personalidad, los cimientos de una educación monótona y repetitiva, cansina, memorística, sin creatividad. Hay un par de escenas que considero muy sintomáticas. Una de ellas, no esencial, pero muy clara en la película es cuando saca a los muchachos al patio y les dice que paseen. Al cabo de un rato, los que quedan están marchando al unísono y el resto jaleando. El profesor les increpa. ¿Cómo osan jalear a los que son meramente borregos y siguen todos la misma norma? Hay que seguir el camino propio. Sin embargo, en la escena clave, que luego dará el punto final, invita a los alumnos a que tomen otra perspectiva de las cosas y hace que se suban encima de las mesas para no estar siempre escudados en sus pupitres. Entonces ¡todos! se suben. ¿Ahora no hay que ser individual? ¿Ahora no hay que evitar ser borregos?

La conclusión que saco de este tipo de películas –salvo a Sydney Poitier en Rebelión en las Aulas- es que los chicos no estudian porque los profesores somos monótonos, repetitivos, y deberíamos ser brillantes, ocurrentes, a medio camino entre un poeta, una payaso y una estrella de rock. Añáde las Mentes Peligrosas o el Rector y veremos a profesores más tiempo en casa de los alumnos problemáticos –bueno, sólo en casa de los guapos problemáticos- que dando clase. Salvo a Edward James Olmos en Lecciones inolvidables. Ejemplos hay a millones, el más retorcido puede ser Escuela de Rock, pobres niños ricos –Dios mío, el peor doblaje de la historia del cine, odio a Dani cantodelloco-.

Me dedico a la enseñanza por profesión. Más que por vocación porque asumí que para estudiar Historia, que era lo que quería, no me quedaba más remedio que aprobar unas oposiciones y dedicarme a esto. Ser maestro no es lo mío, soy profesor, un profesional durante las horas de clase y una persona el resto del tiempo. Con mis complicaciones, con mis mezquindades y mis contradicciones. No tengo intención de salvar el mundo, pero sí una responsabilidad de abrir todas las ventanas para que esos chicos, esas personas que tengo delante todas las mañanas, y que miran con más interés mis zapatos o mi –falta de- peinado, puedan elegir su futuro. Elegir significa que hay más de una opción. Creo

martes, 4 de diciembre de 2007

Buscando the next best thing, sin que deje de ser pretty at all


Os presento a Warren Zevon, un tío vital, con mala suerte. No ha sido muy conocido, pero quizás conozcáis alguna de sus canciones. Os dejo si acaso el enlace

Warren Zevon en Allmusic
Warren Zevon en Wikipedia (inglés)
Warren Zevon en Wikepedia (español)

Esta canción la he tenido en cuenta muchísimas veces. Ahora hacía un largo tiempo que no pensaba en ella, pero se la dedico a La sonrisa. A veces, cuando la vida es muy destructiva, cuando el tedio invade y contamina cada momento deseas vivir, sentirte vivo, aunque sea con un golpe en la cabeza.


written by Leroy P. Marinell & Warren Zevon
1982 Tiny Tunes (ASCAP) & Zevon Music (BMI)

Well, I've seen all there is to see
And I've heard all they have to say
I've done everything I wanted to do . . .
I've done that too
And it ain't that pretty at all
Ain't that pretty at all
So I'm going to hurl myself against the wall
'Cause I'd rather feel bad than not feel anything at all

You know, I just had a short vacation, Roy
Spent it getting a root canal
"Oh, how'd you like it?"
Well, it ain't that pretty at all
So I'm going to hurl myself against the wall
'Cause I'd rather feel bad than not feel anything at all

Gonna get a good running start and throw myself at the wall as hard as I can man

I've been to Paris
And it ain't that pretty at all
I've been to Rome
Guess what?
I'd like to go back to Paris someday and visit the Louvre Museum
Get a good running start and hurl myself at the wall
Going to hurl myself against the wall
'Cause I'd rather feel bad than feel nothing at all
And it ain't that pretty at all
Ain't that pretty at all



La verdad es que de un tiempo a esta parte prefiero esta otra, que habla de que, sin quejarte de lo que tienes, hay que andar siempre buscando lo próximo mejor, the next best thing.



(Kenny Edwards, LeRoy P. Marinell, and Warren Zevon)

I worked hard, but not for the money
Did my best to please
I used to think it was funny
'Til I realized it was just a tease

Don Quixote had his windmills
Ponce de Leon took his cruise
Took Sinbad seven voyages
To see that it was all a ruse

(That's why I'm) Looking for the next best thing
Looking for the next best thing
I appreciate the best
But I'm settling for less
'Cause I'm looking for the next best thing

Looking for the next best thing

All alone on the road to perfection
At the inspection booth they tried to discourage me
You can believe what you want--that'll never change it
You'll have to come around eventually

(And you'll be) Looking for the next best thing
Looking for the next best thing
I appreciate the best
But I'm settling for less
'Cause I'm looking for the next best thing

Looking for the next best thing
I'm looking for the next best thing




(Kenny Edwards, LeRoy P. Marinell, and Warren Zevon)

lunes, 3 de diciembre de 2007

The great metepatas

Tengo la rara habilidad para salirme del tiesto sin que nadie me lo pida. A veces me entra la neura de persecución. Creo que hay un compañero –o al menos uno- que me tiene manía. Y el caso es que no recuerdo nada que haya motivado esa inquina. Si pongo en una lista las cosas que me han enfrentado a él puede cobrar algún sentido, pero a lo mejor es que, al colocar las cosas juntas, le estoy dando yo sentido, y no lo tiene. Pero, cuando alguien niega una autorización a algo, y le dice a la persona intermediaria que “no es nada personal”, yo me paro y pienso: excusatio non petitas, culpabilitas manifesta. Una vez me pasó un caso parecido en el trabajo, un compañero se tomó a mal un comentario, que no iba ni siquiera con él, y por lo visto, se dedicó a acosarme, a instigar a mis compañeros de departamento, pero muy cabreado. Y hace mucho, mucho tiempo mis compañeros de clase me hacían el vacío. Pero eso no cuenta, porque hubo líos de chicas por medio, y si se hicieron dos bandos, y yo quedé en el perdedor. Bueno, que no cuenta. Lo cierto es que ahora no sé. Quizás es que tampoco me importa. Lo digo en serio, tiene que ser que una cosa me lleve a otra para que piense en ello.

En realidad, mi habilidad tiene más que ver con meter la pata, con comentarios fuera de lugar, con gestos despreocupados que no tienen en consideración a los demás, y cosas por el estilo. Soy metepatas profesional
No me gustaría dar la impresión de ser una persona superficial por fijarme tanto en la belleza. Quizás es que lo sea, a lo mejor soy superficial, pero yo lo vivo como una experiencia casi mística. Me gustaría parar el mundo para poder contemplar ese instante, esos ojos, esa boca, ese reflejo. Quizás es demasiado tiempo asomado al dvd y al pause.

sábado, 1 de diciembre de 2007

Los ojos que miras

no son ojos porque los miras, son ojos porque te ven

Antonio Machado.

Tengo que reconocer que me gusta mirar, no me lo tomen a mal, no estoy diciendo que sea un voyeur, sino que la vida te ofrece unas imágenes maravillosas. Las nubes de esta tarde, en estratos blancos sobre un fondo gris sobrenatural, el destello de una farola o la fachada de un edificio en el que nunca habías reparado. Creo que ya he hablado alguna vez de mi afición a los escotes, pensados para ser mirados, pero sobre todo, mi gran descubrimiento son los ojos. En mi época de adolescente inadaptado nunca miraba a los ojos a las personas, pero ahora…

Normalmente los ojos de las personas son de gran belleza, pero hay casos en los que esa belleza es turbadora. Todavía siento la sensación de irrealidad de aquella noche de principios de noviembre, hace ya casi veinte años, en la que, después de pasear por el Campo del Príncipe en Granada, acabamos ella y yo en un pequeño bar de jazz, en una calle que no he conseguido localizar desde entonces. Ella era preciosa, tenía una voz muy dulce y me apasionaba lo que me iba contando, sus fantasías, sus gustos, sus historias de todos los días… Y yo no paraba de mirarla a los ojos. ¡Dios mío, vaya ojos! Los echo de menos. Hay temporadas en las que no me acuerdo siquiera de ella, pero cuando, de vez en cuando, me asalta un momento de esa melancolía dulce… Ojalá la hubiera besado entonces.

Luego llegaron los días negros, las meteduras de pata, la falta de magia. Y todo siguió pendiente de un hilo. Nos fuimos viendo de vez en cuando. Abandoné Granada, mi vida había tomado otro camino. Pero al final acabo asociando un poema, una canción, un olor y unas mesas de madera. Duele.

jueves, 29 de noviembre de 2007

A todos los solitarios

Esta es una de las canciones más dulcemente tristes que conozco.







Sun comes up, its tuesday morning
Hits me straight in the eye
Guess you forgot to close the blind last night
Oh, thats right, I forgot, it was me

I sure do miss the smell of black coffee in the morning,
The sound of water splashing all over the bathroom,
The kiss that you would give me even though I was sleeping,
But I kind of like the feel of this extra few feet in my bed
Telephones ringing, but I dont answer it
cause everybody knows that good news always sleeps till noon

Guess its tea and toast for breakfast again
Maybe Ill add a little t.v. too
No milk! god, how I hate that
Guess Ill go to the corner, get breakfast from jenny
Shes got a black eye this morning, `jen howd ya get it?
She says, `last night, bobby got a little bit out of hand

Lunchtime. I start to dial your number
Then I remember so I reach for something to smoke
And anyways Id rather listen to coltrane
Than go through all that shit again

Theres something about an afternoon spent doing nothing
Just listening to records and watching the sun falling
Thinking of things that dont have to add up to something
And this spell wont be broken
By the sound of keys scraping in the lock

Maybe tonight its a movie
With plenty of room for elbows and knees
A bag of popcorn all to myself,
Black and white with a strong female lead
And if I dont like it, no debate, Ill leave

Here comes that feeling that Id forgotten
How strange these streets feel
When youre alone on them
Each pair of eyes just filled with suggestion
So I lower my head, make a beeline for home
Seething inside

Funny, Id never noticed
The sound the streetcars make as they pass my window
Which reminds me that I forgot to close the blind again
Yeah, sure Ill admit there are times when I miss you
Especially like now when I need someone to hold me
But there are some things that can never be forgiven
And I just gotta tell you
That I kinda like this extra few feet in my bed



Trata de echar de menos a alguien, pero necesitar más la soledad. Creo que lo mejor es acompañarla con un beso.

martes, 27 de noviembre de 2007

La vida es dura y hay que hacerse fuerte

Esta es una profesión que te da muchas satisfacciones, pero también te encuentras involucrado en problemas que no te esperas. Y deseas en lo más íntimo poder ayudar, o, al menos, no meter la pata. Las personas son en su inmensa mayoría, buena gente, nos portamos bien con los demás, somos agradables en el trato y generosos cuando esto no supone una pérdida grave. Es una ética indolora. Llevo unos cuentos días preocupado por el caso de una chica a la que le están cogiendo manía. A lo mejor acoso escolar es todavía una palabra demasiado fuerte (y bulling demasiado fea), es quizás el caso de una presión de grupo que adquiere un tinte un poco desagradable. Si alguien no quiere caer en las modas, en los tics, en los hábitos de los demás, porque lo considera impropio, porque le parece mal, o porque no es de esa clase de persona, creo que está en su derecho. Si todo el mundo le deja los ejercicios a quienes no lo hacen, eso no significa que uno deba dejárselos. En principio, la lógica pedagógica diría más bien lo contrario. Cada uno debe hacer lo suyo, porque se supone que sirven para aprender. Pero la escuela, como sabemos, no es un lugar para aprender, sino un lugar donde se ejercita el poder. Y unos sabios sádicos intentamos todos los días vulnerar la resistencia de los pobres alumnos que tenazmente se niegan a aprender.

Si uno viste diferente, si uno habla de otra manera, si uno no comparte lo que el grupo considera, entonces es que quiere señalarse y comienza la campaña, que si nos burlamos, que si la picamos para que salte y así se gane una regañina del profe, que si hablamos con no-sé-quién para que le diga “te vamos a pegar”. Pero que no, que es broma, lo que pasa es que, “no te digo, se fue con su hermana”. Pues sí. Cuando no sabemos, buscamos refugio. ¿Por qué he de suponer que va en broma? Pero entonces nos escandalizamos, hay que ver, pensar eso de nosotras, cómo vamos a pegarle, si nosotras somos las buenas.

No es la primera vez que me encuentro con un caso parecido, y lo que más difícil me resulta –una vez que he asumido que el asunto pasa- , es convencer a los avasalladores que están haciendo mal. Que aunque en su –retorcido- código de honor no dejarse copiar en los exámenes es una falta grave, todos tenemos que tener la libertad de hacerlo o no. Debemos poder elegir a los amigos, sin que eso suponga que los demás se conviertan automáticamente en los enemigos.

Es verdaderamente pasmoso cómo se consigue crear un estado de opinión contrario a una persona. El caso más evidente es el estigma de “puta”, “guarra” y cosas parecidas. En esos casos, me temo que la huída es el único refugio. El estigma de empollón también tiene su guasa. Y encima uno tiene que confortar a la víctima, porque el resto de la clase aprueba con su silencio estas actividades. Hacerla fuerte y por otro lado, debilitar a esos déspotas que tienen que imponer su mundo chulo de mierda que consiste en apartar a quien no cumpla.

Y eso que, hasta ahora, todos los alumnos me caen bien.

La vida es dura y hay que hacerse fuerte. Esa es una frase para un tío pesado de 40, es demasiad pronto para alguien de 14.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

The Blue Nile

El Nilo Azul es uno de mis grupos favoritos. De esos grupos poco conocidos, pero exquisitos. Capaces de emocionar de una manera única, en la que ves que algunas cosas te recuerdan, a la música negra, al pop, pero que el conjunto no es reconocible. The Blue Nile son únicos.

Me los dio a conocer un amigo, bueno, más que un amigo, un gurú. Que curisoamente ahora trabaja en mi mismo centro.

Aquí he traído un montaje que he encontrado en YouTube en el que ilustran una canción de The Blue Nile con cuadros del geniar Edward Hopper.

Disfrutarlo, y comentar qué os sugiere

martes, 20 de noviembre de 2007

miércoles, 14 de noviembre de 2007

A veces

A veces tienes que buscarte a ti mismo en el interior de un cajón o debajo de una mesa. A veces te has escondido dentro de la funda de un disco de vinilo o te has camuflado en el sofá. A veces ni tú mismo te encuentras aunque te veas en el espejo.

Es en esos momentos cuando sólo puedo encontrarme en tus ojos

martes, 13 de noviembre de 2007

La lógica del desamparo.

uando nos encontramos en situaciones de esas que nos dejan como si nos hubieran dado una paliza en el alma hay un momento en el que todo nos abruma, nos parece carente de sentido y sólo podemos preguntarnos, ¿por qué a mí? Y de repente todo cobra sentido, todo tiene una lógica. Somos capaces de integrar en la misma explicación todo el universo. Parece como si cada partícula de polvo cósmico se hubiera conjurado en contra nuestra, como si no hubiera ni un solo átomo de materia oscura fuera aliado. Ya está, la lógica del desamparo, en esos momentos buscamos en vano un hombro en el que dejarnos caer y no lo hay, ¿cómo va a haberlo si todo nos vuelve la espalda? No podemos ni dejarnos caer en nosotros mismos, nos derramamos sobre la colcha desecha de la cama y sentimos una pena inmensa. No puede existir en el mundo nada más triste ni más injusto, ni más devastador. Lo más terrible es que la culpa es de nosotros mismos, no, de mí mismo, que he ido provocando la ira de los dioses, que he ido sembrando la desconfianza, la envidia y el odio más soterrado. No he sabido ganarme ni siquiera la confianza de mi espejo. Todo forma parte de un plan inexorable que hunde en el lodo cualquier tentativa de llevar si quiera una vida vegetal. El desamparo te deja triste, y acorralado contigo mismo. El sitio del desamparo es un rincón.

martes, 6 de noviembre de 2007

Caetano Veloso haciendo suya a Billie Jean

Una vez escuché esta canción una madrugada por la radio. Tardé muchísimo en encontrarla. Ya habían aparecido los cds incluso. Me hice fan de Caetano. Me temo a mí mismo cuando comienzo a escucharlo...

Disfrutad de esta versión...


sábado, 3 de noviembre de 2007

martes, 23 de octubre de 2007

Mi desasosiego

No me gusta sufrir, prefiero mil veces la alegría al enfado, no me gusta la desazón de tener algo pendiente, de estar enfadado con alguien o que alguien esté enfadado conmigo. No soporto esa tensión. Hay quien puede pensar que es cobardía. Sí, puede ser cobardía, pero la prefiero mil veces antes que la arrogancia suicida de acabar con todo por una afrenta. Uno de mis triunfos personales es que me saluden con una sonrisa sincera aquellos que hace años protestaban de mí ante altas esferas. Creo que se queda más por encima cuando no te obligan a ser mala persona. Yo no soy así, yo no dejo de invitar a una persona, no dejo de hablarles, no abandono la cortesía. Eso sí, la complicidad se va perdiendo, se van perdiendo las ganas de compartir con esos otros que te han herido o a los que sabes que has herido. Quizá se enfríe la amistad, pero nunca debería perderse la bondad de las personas. No se puede pretender, quizás que todo vaya siempre bien y que siempre se trate de malentendidos. A veces hay malas personas y somos malas personas, hay que aceptarlo, pero no dejarse doblegar. Todos podemos ser de nuevo respetables y respetados. Que el orgullo no nos ciegue y podamos andar con la cabeza alta porque no hemos sido vengativos ni necesitamos venganza, que sólo la vergüenza de quien ha hecho mal actúe en su conciencia. No necesito nada más. Que el círculo se cierre y vuelva la tranquilidad.

lunes, 22 de octubre de 2007

Ensoñación #13

Caminar por la calle y encontrarte sigue siendo uno de los placeres más impresionantes que el universo puede proporcionar. Que te cojas de mi brazo y vayamos juntos es una sensación mágica. Sentir cómo el aire acompaña nuestro paso causa en el paladar la misma textura que el flan de vainilla cuando se deshace y notas cada uno de los sabores.

¿Por qué tengo ensoñaciones con pasear juntos, agarrarte por la cintura o sentir cómo el calor de tu cuerpo acaricia mi piel a través de la ropa? ¿Por qué no recuerdo los besos, las caricias, la respiración entrecortada y el abismo de tu boca? Es la promesa de un paraíso.

sábado, 20 de octubre de 2007

Ladran, luego cabalgamos

Hoy he encontrado en El País un noticia interesante e inquietante ¿Ciudadanía en clave marxista? que hace referencia al último documento elaborado por la fundacíon FAES. Lo primero que se me ha venido a la mente es "Pobre Zapatero, ahora resulta que es un marxista". ¿De verdad se creen los ppeperos que el PSOE es marxista?

Resulta que el documento Catecismo del buen socialista hace un análisis "exahustivo" de los libros de texto de la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía y considera que dichos textos inculcan unas ideas antiliberales, antiamericanas, anticristianas y por supuesto contrarias al PP. Los ejemplos son casi todos de Ediciones del Serbal, algunos de Bruño, Santillana y McGraw-Hill. Por ejemplo, decir que la exportación de jamón a EEUU estaba prohibida es ser antiamericano, o decir que la LOE fue aprobada con el voto en contra del PP es ser antipopular.

Es de risa.
Lo mejor es que lo comprueben ustedes mismos, si el enlace les deja, inisistan un poco (faes en google, etc,).
Lo que más me ha encantado es cuando acusan a Zapatero de inculcar la paz como un bien supremo:

"Su intención real en materia educativa no es otra que adoctrinar a los millones
de escolares españoles y crear así dentro de unos años cohortes de “hombres
nuevos” cuya religión sea el laicismo, con confianza ciega en el Estado, que
gusten de formar colectividades y, sobre todo, que consideren como un bien
supremo la “Paz”
(la de su “proceso de paz” con los terroristas, por ejemplo)."

Las cursivas son mías. Lo siento, debo ser antiamericano, anticristiano y de todo eso, porque pienso que la paz es supremo (recuerden, soy propa-gandhi). Pero, ahora que vengo de misa... no nos hemos dado... la paz...

Seguirmos informando.

Lean el post anterior, please, que me ha salido muy bonito

viernes, 19 de octubre de 2007

El otoño

Las tardes se van haciendo más densas, anochece antes y el cielo se tizna de un azul casi violeta. El aire pesa distinto y el olor de las cosas se torna gris. Todo se prepara para el aletargamiento del invierno. Si no fuera porque todo florece en primavera, ésta sería mi estación preferida.

El otoño en un parque con árboles que se vuelven de rojo, de luces cenitales que dan brillo a los últimos suspiros de la tarde. Todavía puedo andar con las mangas recogidas, todavía puedo ver los rasgos del verano y el bronceado de las pieles no se ha caído del todo. Las mañanas amanecen con la agradable sensación de la comodidad, sin pintarse ni maquillarse. Te entran ganas de abrazarla como cuando tiene la ropa cómoda de la casa y la belleza enciende un destello inesperado. Es la sublime belleza de lo cotidiano, sin máscaras, sin adornos, con la coquetería de quien se sabe hermosa.

La estación del otoño cuando nos preparamos para fundirnos en la chimenea recién encendida, cuando añoramos la cálida sensación de sentirse arropados. El aire todavía exhala esa caricia, todavía te arropa a media tarde, con esa melancolía feliz que te reconcilia contigo mismo. Cuando miras el sol ponerse y eres consciente de esos recuerdos que unen tu vida como pegamento.

Este es el día. Es el otoño

jueves, 18 de octubre de 2007

Una cita encontrada

Algún día contaré algo de Georg Simmel. Hoy me he encontrado una cita increíble hablando sobre la coquetería femenina:

"Ahora bien; la feminidad, vista desde el punto de vista masculino, aparece como un "todavía, no", como una promesa incumplida, una nonata muchedumbre de posibilidades oscuras, que no han logrado apartarse del tronco común y diferenciarse unas de otras lo bastante para hacerse visibles y tangibles"

Pues eso, un brindis por las mujeres

miércoles, 17 de octubre de 2007

De nuevo por aquí. Llevo un mesecito que para mí se queda. He estado terminando todos los trabajos del doctorado, y he ido a Nueva York. Es increíble.

Me vuelve a apetecer mirar. Mirar a través de los ojos de alguien. Sentir la sensación de estar dentro de un sueño. Comprobar que el paisaje tiene un carácter onírico, como si las nubes estuvieran pintadas con algodón y el escenario se fuera a acabar un par de pasos más allá. Las cosas vuelven a encajar poco a poco.

Se acerca una chica con un pantalón de cintura baja y una camiseta estrecha debajo de una rebeca muy ajustada. Se puede advertir su cintura y parte del pecho sobresale por encima de la camiseta. Está paseando un perro pequeño. Cuando dejo la mirada perdida me vuelven los ojos de esta mañana. No recuerdo su nombre, pero unos ojos claros, no es que sean de color azul o verde, pueden ser negros, pero su mirada es clara, firme, como si el mundo sólo estuviera esperando a que ella lo mirase.

Una vieja amiga me cuenta que quiere volver a escribir uno de estos blogs. La verdad es que le estoy muy agradecido. Me metió en esto y lo he utilizado como salvavidas más de una vez.

Es curioso cómo tengo más necesidad de hablar de las cosas más intrascendentes que lo que realmente se puede contar. He viajado y he investigado en estos meses mucho más de lo que he hecho nunca. Pero me apetece más hablar de sensaciones más triviales, quizás más melancólicas, más pequeñas, más nímias, más íntimas.


Acaba de bajarse del coche una mujer muy sexy. De aspecto muy cuidado, no especialmente guapa, pero con un movimiento pausado y con unos pantalones que le marcan la braguita y una jersey de hilo que muestra unos pechos muy apetecibles. Habla muy bajito y lleva bolso de calidad. No puedo reprimirme mirarla por el espejo retrovisor.

Me gustan mucho los rostros dulces.

Nos vendemos de alguna manera, como si luego nos diera vergüenza de vendernos, como si fuera malo ponernos precio y utilizarnos como moneda. Corromperse no es tan malo, es inevitable. Mancharse las manos de la humanidad de otra. No sé, esto no lleva a ninguna parte, pero necesito ordenar lo que pienso.

martes, 16 de octubre de 2007

Un día cualquiera


Escribir en un blog tiene algo de mágico. En un momento te sientas, puedes acordarte de algo, o compartir un vídeo de YouTube. Puede servir para hacer amigos, pero también sirve, a veces, para reordenar tu vida.


Hoy me he estado acordando de Chrissie Hynde. Y del hombro del cantante de los Doors, de Jim Morrison. Ya sé que no tiene mucho sentido, pero para mí, y para alguien más -hace ya casi veinte años-, sí que lo tuvo. Me gusta la voz de Chrissie, me gustaban los Pretenders de Learning To Crawl, por muy criticados que fueran entonces. Y me gustan muchas canciones. Pero sobre todo me gusta la clase de la Hynde, su mirada. Siempre la he considerado muy atractiva.
Cuando escribes un blog estás permanentemente enamorado -o cabreado, o melancólico, o cachondo-, porque vas rebuscando en tí mismo todas aquellas sensaciones en las que te gusta recrearte. Una melodía, una fotografía, un no-sé-qué en el aire que dispara tus ensoñaciones.
Esta tarde ha sido Chrissie Hynde. Mañana podrá ser Casa de Muñecas. Mientras tanto, soñemos con la música de John Cale y un pequeño bar en un despacho de patatas. Unos ojos en un pub de jazz y las luces de neón en una ciudad de ensueño.
Un beso.

sábado, 18 de agosto de 2007

El juego. El meme prometido

Currymaedchen me tenía en un meme hace mucho mucho tiempo en una galaxia muy lejana. Y la verdad es que lo prometido es deuda. Aquí está

Las reglas del juego son estas:
1. Cada jugador(a) comienza con un listado de 8 cosas sobre sí mismo.
2. Tienen que escribir en su blog esas ocho cosas, junto con las reglas del juego.
3. Tienen que seleccionar a 8 personas más para invitar a jugar, y anotar sus blogs/nombres.
4. No olvides dejarles un comentario en sus blogs respectivos de que han sido invitadas a participar, refiriendo al post de tu blog: "El Juego".

Allá vamos:

1. Evidentemente soy un postergador. Es uno de mis innumerables defectos. Lo dejo todo para luego. Casi siempre con la excusa de que quiero hacerlo mejor, de que quiero tener el ánimo necesario, o simplemente por vagueza.

2. Además de mis múltiples defectos (soy olvidadizo, gruñón y muchas otras cosas más), tengo múltiples complejos. Comencé de pequeño con complejo de nariz grande. Ahora, de tamaño me preocupan otras cosas... No, gordo no es un complejo, lo soy.

3. Me encanta la música, especialmente rock, pop, Caetano Veloso, Lou Reed, Van Morrison, muchísimos, muchísmos discos que tengo en casa, en vinilo, en cd, en mp3... No podría pasar sin escuchar música (es mentira, de hecho, cada vez tengo menos tiempo de escuchar)

4. Me encanta leer. Últimamente sólo leo cosas que me resultan imprescindibles (es un decir) para mis investigaciones, pero me encantan las novelas, el ensayo, la poesía me cuesta un poco más y el teatro no lo aguanto.

5. Odio la naturaleza. Al que diga que la naturaleza es sabio le parto el alma. No es que sea un tipo contaminador, al contrario, reciclo siempre que puedo y no me gusta malgastar, pero no soporto los bichos, los olores (especialmente el romero), no me dice apenas nada un paisaje bonito.

6. Lo que si me gusta es la naturaleza humana, principalmente la femenina. No creo que haga falta añadir nada más.

7. Me encanta criticar a la Iglesia. Y no es por ser ateo, pero es que me pone enfermo. Me he dado cuenta de que de los recortes de periódicos que guardo, la mayoría son referenes a cosas absurdas de la iglesia.

8. Sí, lo reconozco, soy un cobarde. Y lo malo es que lo estoy racionalizando, ahora cada vez me dan más miedo los valientes. Los valientes que cogen el coche a 160, lo valientes que ponen bombas, los valientes que tiran las relaciones a la basura antes que ponerles remedio... No sé, creo que está muy mitificada la valentía. Si se trata de los 300 (cómic/peli), más nos hubiera valido quedarnos en nuestras casas.

En fin, no ha sido tan duro. No son todas las cosas que me definen, pero bueno, así recapacito un poco.

Las reglas del juego son pasarle el meme a ocho personas. Me da un poco de cosa, pero bueno: arte5, mer, flu, aiyana, florecilla, bereni-ce, cirene y Pareidolia. Ya os iré avisando

domingo, 12 de agosto de 2007

Recomendaciones


Muchos temas en el tintero y poco tiempo para sentarme. Que si las playas familiares, que si algunos libros, que si la política... El verano da para largo y se hace tan corto...


En fin, que quiero recomendar una serie de humor que, curiosamente, me está haciendo mucha gracia. Me llamo Earl. La han emitido por Cuatro y también en la Sexta. El protagonista es Jason Lee, conocido por sus apariciones en las películas de Kevin Smith. Recomiendo Dogma. Es el típico tipo metido en líos, un verdadero desastre, que roba, miente y trapichea. Le toca la lotería y en ese momento lo atropellan. En el hospital escucha en la tele hablar del Karma. Y lo ve claro, todas las cosas malas que le pasan son la factura de sus maldades. Hace una lista con todas las cosas malas que ha hecho en su vida y cada capítulo intenta remediar alguna. No siempre es tan fácil. Si le había gorroneado cerveza a un tipo, descubre que por eso ahora lo han despedido del trabajo, ha perdido su mujer y su perro. Intenta ser mejor persona.



Le acompaña su hermano, grandote, un poco bobo y buena persona. Una mexicana que limpia el hotel y su ex-mujer. Le había liado para casarse con ella estando embarazada de otro. Y el segundo niño... sale negro. Es una versión yanqui de Belén Esteban. Muy lograda. El último personaje fijo es El Hombre Cangrejo, un negro -sí es el padre real de la criatura-, con la pinta de rastafari.


La pandilla de antiguos amigos es impagable, los concidos son increíbles -como la chica coja a la que robó un coche-. Y cada ocasión es de risa asegurada.


Os la recomiendo. Otro día haré un estudio sesudo de ella. Promete.

viernes, 13 de julio de 2007

El Estado como educador

Esto de estudiar tiene sus ventajas. Aprende uno mucho. De la vida y de sus peligros. Un ejemplo es la polémica sobre la Educación para la Ciudadanía, que si Dios quiere tendré que impartirla el año que viene (¡y entonces me mandará al infierno!). Pues bien, acabo de leer un texto interesantísmo que me gustaría compartir.

¡Una cosa es determinar por medio de una ley general, los recursos de las escuelas públicas, las condiciones de capacidad del personal docente, las materias de enseñanza, etc. y velar por el cumplimiento de estas prescipciones legales mediante inspectores del Estado, como se hace en los Estados Unidos, y otra cosa, completamente distinta, es nombrar al Estado educador del pueblo! Lejos de esto lo que hay que hacer es sustraer la escuela a toda influencia por parte del Gobierno!

Totalmente de acuerdo, Fede, el Gobierno no debe intervenir en estas cosas. Ya lo han anunciado los obispos oficialmente. El Estado no puede suplantar a la sociedad como educador de la conciencia moral. Los padres no podemos permitirlo.

El problema, o la gracia, según se mire, es que el texto de arriba no lo ha escrito Federico Jiménez Losantos, sino un Fede distinto, Frederic Engels, o su amigo Karl Marx. Pertenece a la Crítica al programa de Gota y termina

Lejos de esto, lo que hay que hacer es sustraer la escuela a toda influencia por parte del gobierno y de la Iglesia!

Da la impresión de que la Iglesia ataca al Estado confundiendo varias cosas. Por un lado, Gobierno y Estado. Y por otro lado confundienco una asignatura con no sé qué, porque no me ha quedado claro qué es lo que critican de la materia. Del resto sí, que quieren seguir nombrando y controlando, despidiendo y contratando a su antojo a los profesores de religión, pero pagando todos los españoles. No voy a entrar en el laicismo que debe tener la enseñanza pública, ni en el lío de la concertada, pero sí en las críticas a la misión moralizadora. La Iglesia acusa al Estado de quererse arrogar un derecho de las familias. Si las familias son las educadoras morales, ¿qué tienen los obispos que decir? Los obispos no tienen familias. ¿Por qué hablan en nombre de ellas?

El Estado no debe educar moralmente, debemos hacerlo nosotros, los curas. Ea, ahí queda.

miércoles, 20 de junio de 2007





Sunday morning, praise the dawning
Its just a restless feeling by my side
Early dawning, sunday morning
Its just the wasted years so close behind

Watch out, the worlds behind you
Theres always someone around you who will call
Its nothing at all

Sunday morning and Im falling
Ive got a feeling I dont want to know
Early dawning, sunday morning
Its all the streets you crossed, not so long ago

Watch out, the worlds behind you
Theres always someone around you who will call
Its nothing at all

Watch out, the worlds behind you
Theres always someone around you who will call
Its nothing at all

Sunday morning
Sunday morning
Sunday morning

martes, 29 de mayo de 2007

los maestros y el seleccionador nacional

Ya sabéis que me quejo mucho de mi profesión, y de lo quemado que últimamente me siento. Pero hoy está cruzando el límite. Hoy me han tirado un huevo a la casa. Y podían haberle dado a un chiquillo que estaba en casa y que no tenía nada que ver. Por lo visto a los chicos les caigo mal. Sin embargo a otros cursos es todo lo contrario. Y a lo largo de mis 13 años normalmente ha sido así. En fin, lo que me pregunto de todo esto es a qué viene. Que no quieres aprender, pues no aprendas. Peor para tí. Que no quieres saber quiénes fueron los romanos, pues a tomar por culo, chaval, que el ignorante vas a ser tú. Que quieres estar todo el día charlando, pues aprovecha el verano, que ahora el resto de alumnos quiere estudiar, o al menos, lo intenta.

Es verdaderamente increíble la perversión a la que veo que nos acercamos. Si un alumno no estudia lo hace para joder al maestro. Y a mí ¿qué? "Pues yo apoyo a mi hijo, y como en el examen anterior no aprobó, ahora no quería estudiar porque estaba desmotivado y yo lo apoyo". Enhorabuena, señora, así consigue convertir a su hijo en un sociópata. Y en un sociópata ignorante. Si las cosas le salen mal, apartarse de la sociedad. ¿Qué ha conseguido? que su hijo no me salude por los pasillos.

Todo esto viene del "mi niño no me come". Señora -porque los señores lo único que se interesan es en partirle la cara al profesor que riñe a su hijo-, que si su hijo no come, no lo hace por fastidiarla. Sólo la fastidia y lo hace para eso cuando aprende que así la controla. ¡Dónde está supernanny!

No creo que la sociedad entera sea así. Es un caso puntual en mi carrera, en otros lugares no han tenido comportamientos tan aberrantes.

Que si quisiera que los trabajos de los chicos me sirvieran, los pondría a fregarme el coche. Y lo que conseguiré es que me lo rayen. Ahora, que por mí, que se las pique un pollo. Todavía sigo pensando que la educación formal -la otra ya no tiene remedio- es el único medio para salir de la miseria en la que viven. Y tampoco es un camino seguro.

La profesión de maestro/profesor me recuerda a la del seleccionador nacional de futbol. Todo el mundo entiende más que el que está. Todos critican que si mandas tarea, que qué tarea mandas, que si es mucha, que si tienen que estudiar, que si tienen exámenes... Coño, que si uno es estudiante tendrá que estudiar. Y recuerden, que uno ha sido cocinero antes que fraile.

Cuando un alumno te amenaza con su madre/padre, que está muy disgustado contigo, aparte de mucha pena por la humanidad en su conjunto, me entra la duda, ¿no soy yo el profesional? ¿Le discutirán al mecánico, al dentista, al farmaceútico, al médico? Y tristemente me respondo: ¡sí!

Brindo por todos los gilipollas que ven en los maestros, profesores, médicos, asistentes sociales y demás aparatos ideológicos del estado, digo que brindo por los que ven en nosotros un enemigo. Un enemigo que pasa con sus hijos más horas que muchos padres y que se preocupa por su mejora con más seriedad -y eso que conozco a muchos incompetentes e impresentables en el ramo-.

lunes, 21 de mayo de 2007

Hay veces en las que uno siente que el mundo va fluyendo, a veces lento, a veces en cascada. Y la posición de uno es como la de un espectador en un acuario. Todo se mueve a cámara lenta, te intentas acercar a la vida que fluye y tropiezas con un cristal invisible. No siempre es una mala sensación. Ver, mirar, oir… asomarse al mundo.

Otras veces quieres ser el protagonista, pero, vencido, apaleado a veces, te retiras al fondo de la maleza y decides que este no es tu mundo. Hoy sólo me apetece mirar. Mirar unos ojos, mirar un escote, mirar cómo el viento mece los cabellos… Hoy sólo me apetece mirar, volar, tal vez soñar.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Discover a lovelier you

He encontrado de nuevo a los Pernice Brothers. Y me encanta su título, Descurbrir un tú más amante, en realidad sería digno de amar, “amable”. Me recuerda muchísimo a uno de mis poemas preferidos. Es del genio Pedro Salinas:

Perdóname por ir así buscándote,
tan torpemente, dentro
de ti.
Perdóname el dolor, alguna vez.
Es que quiero sacar
de ti tu mejor tú.
Ese que no te viste y que yo veo,
nadador por tu fondo, preciosísimo.
Y cogerlo
y tenerlo yo en alto como tiene
el árbol la luz última
que le ha encontrado al sol.
Y entonces tú
en su busca vendrías, a lo alto.
Pera llegar a él
subida sobre ti, como te quiero,
tocando ya tan sólo a tu pasado
con las puntas rosadas de tus pies,
en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo
de ti a ti misma.
Y que mi amor entonces le conteste
la nueva criatura que tú eres.

Es un poema de amor maravilloso (aunque yo, a veces, lo veo como una oda a la labor pedagógica). A lovelier you. Tu mejor tú.

Sin embargo, traigo esto por una canción en concreto. Working Girls. Una gema escondida en el disco de 2001, The World, won’t end. Es de las canciones que llamo de amanecer (otro día haré una lista). Pero lo que quiero decir es que es la música la que me transporta, inmediatamente, a otra dimensión, a otro estado de ánimo. Esta felicidad quieta que se va metiendo por las venas hasta los tuétanos, que te deja esa sensación, ese sabor en el paladar que te alegra el día.

Buenos días, Nora.

domingo, 22 de abril de 2007


¡Que se mueran los feos!

jueves 29 de marzo de 2007


Un nuevo programa aparece estelarmente en televisión, Cambio radical. Se supone que va a ayudar a personas con complejos físicos a base de múltiples operaciones, un estilismo y maquillaje. En fin, me parece un poco frívolo jugar con estas cosas, a su lado, cualquier adolescente que quiera simplemente más pecho o un poco de liposucción va a parecer poca cosa. Hay programas que van de eso. Es increíble que alguien se apunte a eso.Me recuerda a aquel chiste que empezaba con un tipo que entraba en la consulta del psiquiatra:- Doctor, tengo complejo de inferioridad.- No, usted, no tiene complejos, USTED ES INFERIOR.No, usted no tiene complejos, ustedes son FEAS.Imagino que alguien protestará.

¿Por qué cuando la gente habla de sentimientos?

viernes 16 de marzo de 2007

Llevo pensando un rato, ¿por qué cuando la gente quiere hablar de sentimientos se refiere a estar enamorado o a dar quejas?

El escote de L

martes 20 de febrero de 2007

De las partes de la anatomía femenina soy ferviente devoto de todas y cada una, pero existen casos en los que la belleza asoma y deslumbra, se convierte en promesa y regalo. Supongo que sería bonito enamorarse de alguien feo (por fa, por fa, por fa), pero no puedo evitar quedarme ensimismado con la belleza. La voz y la inteligencia suponen una de las puertas más apasionantes. Los ojos son las puertas más íntimas. El andar te acerca y los gestos crean un espacio en el que te puedes perder. Pero, además de todas esas cualidades, L tiene un escote. Da gusto hablar con ella, es muy agradable conversar y pasear a la vez, y quedarte un poco retrasado para admirar su dominio sobre las curvas. Puedes llevarte horas y horas hablando de todo lo divino y de todo lo íntimo. Reservada y sensible, preciosa y elegante, L es una verdadera belleza. Y ese escote, esas curvas que se ofrecen en su escote como una bandeja deliciosa. Puedes asomarte a un balcón y contemplar de una manera pausada las formas más dulces, las promesas más sensuales. Pero escondes la mirada y decides concentrarte en lo que dice, en la caricia de su voz, imaginando, una vez más, el dibujo de terciopelo de su escote.

Jonathan Richman

domingo 18 de febrero de 2007


Es una de las figuras que más me llega del mundo de la música. No es muy conocido, a pesar de que salió en Algo Pasa Con Mary, era el cantante que ponía las explicaciones armado de una guitarra.
Cuenta la leyenda que allá por los primeros años 70 era el típico chico desvalido, patoso y tímido. Y el rock'n'roll cambió su vida, como en la canción de Lou Reed, y viendo un concierto de The Velvet Underground se le abrió un mundo nuevo. Fundó los Modern Lovers con miembros que luego acabarían en los Talking Heads, los Cars y John Felice... producido incluso por John Cale... Eran una extraña mezcla naiz en la que se podían ver desde las influencias de los Velvet, hasta Chuck Berry o The Stooges... Recomiendo Pablo Picasso o Roadrunner.
Pero, un día se dio cuenta de que si hacía mucho ruido molestaba a los niños y cambió. Hizo canciones en las que quería ser un pequeño dinosaurio o un aeroplano, cantó al hombre de los helados y al sentimiento de verano. Dios, una voz inconfundible y personal, muy tierna y con una sonoridad que llena todo el espacio del disco. This summer feeling...
Cuentan las leyendas que llegó a actuar en Sevilla con un fuerte catarro y que, junto a su guitarra española, llevaba un tarro de jarabe para la tos. Y, en vez del consabido whisky de las rock stars, el le daba lingotazos al jarabito.
Es impagable escucharle en español y como canción de cuna, siempre tarareo su versión a capella del tema del club Moulin Rouge.
Un saludo a Jojo.

El referéndum sobre el nuevo estatuto de autonomía.

viernes 16 de febrero de 2007


Vaya por delante que no es mi misión hacer apología de una postura o de otra, o de ninguna, sólo he querido llamar la atención de los lumbreras que se dedican a la publicidad y a la propaganda política.

He recibido sólo publicidad del PP para pedirme el voto afirmativo al nuevo estatuto. Los argumentos son que:

- son buenos para todos los españoles, que salvaguardan la igualdad entre todos nosotros.
- Cumplen con la constitución.

En fin que el Estatuto de Autonomía para Andalucía es bueno porque es indiferente a los andaluces y porque no aporta nada diferente a la Constitución. Para ese viaje no necesitamos alforjas. (probablemente es así, pero me refiero a los argumentos).

Este es el argumento del Kinder Bueno. Es de chocolate, pero lo importante es que no es chocolate sino leche. Como las madres “saben” que el chocolate es malo, un nuevo producto de chocolate se anuncia como leche. Y digo yo, si quiero leche, ¿por qué no compro leche? Porque cuando quiero chocolate, lo que realmente quiero es chocolate.

Nótese la sutil semejanza entre el Kinder Bueno, con el Estatuto Bueno. Que no es el Catalán, que ese es caca, que es anticonstitucional y va en contra de la igualdad de los españoles. Y es chocolate (autonomía), pero en realidad es leche (Constitución). Y las madres (los votantes buenos y populares) saben que es mejor la leche que el chocolate.

Resumiendo, que el Estatuto de Autonomía para Andalucía es la leche.

Primera entrada

lunes 12 de febrero de 2007


Llevo mucho tiempo dándole vueltas a este blog personal, intrascendente y sentimental, no sabía cómo comenzar. Seguir, se sigue, se puede poner cualquier comentario, noticia, ocurrencia. Está para eso, pero el primero quería que fuera especial.

Hoy me he acordado de mis primeros compañeros de trabajo. Hace ya trece años comencé en un instituto de Sevilla, con un equipo impresionante. Ganas de trabajar, inteligencia, sensibilidad, valor... Aprendí mucho aquellos cuatro años, y sobre todo aprendí mucho de ellos. Quizás os los vaya presentando. Ahora sólo acordarme de sus nombres, y preguntarme qué será de ellos. A la mayoría les he perdido la pista, aunque intuyo que seguirán pululando por aquellos rincones. No los llamo desde hace años, y me enorgullezco de haber pertenecido a aquel equipo. Lampaya, Gotor, Lina , Lola , Rosario, Margarita, Espino, Miguel... Tanta gente y tanto olvido que merezco que me riñan si no me he acordado de ellos. Aprendí mucho del oficio y muchísimo de la vida.

Un beso para todos.

Sobre Juan de Mairena

- Continúe usted, señor Rodríguez, desarrollando el tema.
- En una república cristiana -habla Rodríguez, en ejercicio de oratoria- democrática y liberal, conviene otorgar al Demonio carta de naturaleza y de ciudadanía, obligarle a vivir dentro de la ley, prescribirle deberes a cambio de concederle sus derechos, sobre todo el específicamente demoníaco, el derecho a la emisión del pensamiento. Que como tal Demonio hable, que ponga cátedra, señores. No os asustéis. El demonio, a ultima hora, no tiene razón, pero tiene razones. Hay que escucharlas todas


Me ha llamado mucho la atención este texto de Machado en Juan de Mairena. Y sobre todo, si cambiamos algunas cosas.

Al que le haya gustado y esté de acuerdo, que cambie Demonio por Batasuna, a ver qué pasa...

El doctorado.

DOMINGO, ENERO 21, 2007

La semana pasada comenzaron los cursos de doctorado en la UNED. Así que dejé a los niños con la familia y tiré bien temprano en dirección a Madrid. Si los cursos empezaban a las cuatro de la tarde, llegué a las tres. Sin equivocarme ni una sola vez. Tomé un café y comenzamos.

Tengo que reconocer que fue un momento mágico. Yo había pensado que sería sólo una toma de contacto, una presentación, y poco más. Pero era una clase ya. Creo que la sonrisa me llegó de oreja a oreja. Me encantó, tuve la sensación de pertenecer a ese mundo. A un mundo donde la cultura es el idioma, donde se puede discutir de igual a igual para aprender. Acostumbrado a los niveles de simplificación y barbarie de mi trabajo habitual fue una maravillosa anomalía. Salí radiante, ilusionado, con ganas de trabajar y el cerebro bullendo y girando a cien por hora.

Siguió otro curso igualmente interesante. Estuve cogiendo apuntes, mirando, atendiendo, disfrutando de conocer, de ver a profesores que saben de qué hablan y que están ilusionados con lo que hacen. Después tuve una pequeña decepción. Tengo la sensación de que con uno de los cursos voy a tener problemas. De todas maneras, iré descargando mis dudas por aquí, por si alguien echa una manos, o el simple hecho de decirlo me ayude a aclararme.

Siguen los cursos al día siguiente, con igual mezcla de desafío y aprendizaje. Por último, lo mejor. Uno de los profesores que me han cambiando la visión del mundo. Otro día lo presentaré, merece la pena. El resto de mis compañeros tenía de todo. Los había jóvenes, mayores, con gran preparación, con la justa, con ganas de saber o incluso un poco pedantes. Pero me parecieron un buen grupo de personas con buen nivel. Espero que así sea, porque tengo que hacer un trabajo en grupo.

Han sido dos días agotadores, pero que me han devuelto gran parte de mi vida. He tenido la sensación de que debía pertenecer a ese mundo. Siempre tengo la impresión de estar de paso, de ser un invitado, pero tengo que reconocer que en esta casa sí querría quedarme.

Creo que debía tener la cara de un niño después de ver los regalos de los Reyes Magos (y lo dice un republicano)

ser invisible

JUEVES, ENERO 18, 2007

A veces el mundo me viene grande. Es una sensación angustiosa, que me hace volverme a mi madriguera y no moverme. Es tanto lo que hay por ahí que no controlas que se vuelve amenazante.

Estoy acostumbrado a que mis actos no tengan consecuencias sobre otras personas, que no soy capaz de influir en los demás. Para lo bueno y para lo malo. Como cuando un profesor se harta de decir a los chicos que estudien y no le hacen caso. Como quien escucha llover dentro de su casa. Pero me temo que la vida no es siempre así.

Sé que meto la pata y que a veces tengo grandes ocurrencias, pero siempre me sorprende verme reflejado, que alguien me diga como tu dices... No es por modestia, es que no creo ser más que una mota de polvo en el universo, un universo que me ignora. Como me ignoro yo mismo. Cuando echo la vista al pasado, no me reconozco, no soy capaz de verme mejor que cuando recuerdo una película antigua. Sí, en algo es diferente, no hay recuerdo de mí mismo que no me llene de vergüenza. No suelo estar muy satisfecho de mí mismo.

Habrá quien diga que tengo complejos, pero no es de esto. Aquí estoy muy tranquilo, mis complejos van por otros lados. Normalmente se pide a los alumnos que mejoren a sus maestros. Yo me siento incapaz de mejorarlos, y no hablo de mis maestros del colegio. Me siento incapaz de ser mejor padre que mi padre, o mejor compañero, mejor amigo, mejor marido, mejor amante... Es una sensación que no me suele afectar mucho, pienso más en que me duele el talón derecho que en esto. Pero hay veces que el mundo se revuelve y me echo en cara a mí mismo no haber hecho más.

No estoy acostumbrado a que se enfaden conmigo. Lo llevo mal. Normalmente creo que la gente exagera, que no es para tanto. No suelo ser mala persona, controlo mi ruindad y soy miserable sólo lo justo, así que casi nunca suele tener que ver con mal ánimo. Normalmente no es mi intención herir a nadie. Pero, por el contrario, sí soy muy enfadón, algo gruñón a veces, a pesar de mi sobrenombre.

Intento entender las cosas y escuchar el ruido de fondo. Pero no soy capaz de descodificarlo. Intento algo, y a veces no sale lo que quiero. En el trabajo tengo mis problemillas. Una decisión equivocada – aunque con causas justas – me ha llevado a un enfrentamiento más serio del que suelo manejar. Y no es mi intención llevarlo más allá, pero tampoco estoy por la labor de ceder. Y no es porque me duela, sino porque no lo veo así.
No digo que vaya al trabajo con alegría, pero es verdad que siempre había algo de ilusión (que se solía desvanecer en la primera bronca de la mañana con el primer grupo de alumnos pelmazos). Siento que los alumnos se sorprenden de alguna manera de verme con esa actitud extraña. Como si ellos también estuvieran enterados. Ahora tengo miedo de ir por los pasillos. Voy solo, hablo poco y más querría callar. No me siento cómodo ni cerrando las puertas y dando mis clases con los alumnos. Es como haber cometido un pecado

Sé que la tormenta no va a pasar, y que esto tiene trazas de durar, es posible que años. Y no quiero trabajar así. El curso pasado pasé uno de los más duros de mi carrera, pero eran cuestiones profesionales puras, no problemas en el trabajo. Afortunadamente las aguas volvieron a su cauce, pero con éstas lo veo difícil.

Tampoco asimilo bien que otros se enfaden conmigo. Mi conducta afecta a los demás, incluso cuando no actúo con intención hacia ellos. Sí, ya lo sé, a todo el mundo le pasa. Lo que más me jode es que me malinterpreten, pero tampoco soy capaz de manejar que a los demás pueda influirles.

En cierta manera me gusta ser invisible, aunque eso se lleve mal con mi talante exhibicionista.

La historia siempre estará incompleta.

MARTES, ENERO 09, 2007
La mitad de la historia no aparece.
No fueron tres días, son ya tres años. ¿Para qué? Aunque fuera para rozar nuestras manos en un intercambio de llaves. Para poder mirar con descaro su espalda y mirarla fijamente a los ojos. Para poder quedarme en su incómodo sofá. Para mirar la bombona de su casa y esperar un abrazo y un beso a su puerta. ¿Y después qué? Después pasaron muchas semanas interminables. Creo que me he enamorado de ti. ¿Y qué pretendes de mí? Nada, comprendo que no sientas nada. Pero, pero, pero. La amistad que no se rompa.

La sensación de vivir en un sueño, de estar viviendo una película. Y eres el protagonista. Debe ser un sueño. A lo sumo, lo que has vivido ha sido el papel de un secundario en la secuela de la segunda parte de tu vida. Te regalo un álbum de fotos para que guardes los sitios donde ya nunca estaremos. Te regalo doce canciones para que la vida tenga una banda sonora. Te regalo mi anillo roto. ¿Has pensado alguna vez en trabajar de modelo? Digo mientras miro descaradamente su culo.

Una vez recuerdo haberle hecho un encargo de un viaje. Se bajaría del autobús y la buscaría con la excusa de que me traía un libro. ¿Quieres que te traiga algo de la capital? Lo que quiero no me lo puedes traer. ¿Un piso? No, mujer, tú eres lo que quiero.

Ya todas las cosas habían cambiado de iluminación. Del color gris, pasa a un sepia levemente coloreado como las fotos antiguas. Algo irreal y fantástico. Esa sensación que copiaron en la película de Amelíe. El olor a jazmín. La ciudad cobra una nueva visión, el aire sabe distinto y los destellos de luz son diferentes. Ahora todos susurran tu nombre. Todo es tuyo. Toda en la ciudad lleva tu nombre.

Luego llegó la tragedia, se rompió el sueño. Tuve que marcharme. Y perdí el cargador del móvil durante tres días. Sólo quedaba la esperanza de volvernos a ver durante dos días. Dos días de septiembre. Dos lejanos y terribles días de septiembre. ¿Puedo llamarte por teléfono? Al menos estos primeros días, que se me hace muy duro. Sí claro. Pero el teléfono no siempre sonaba. No siempre escuchaba su voz. No siempre.

Días irrepetibles, en los que estás haciendo mil cosas pero tu mente siempre está en ella. Buscando siempre en el reloj el momento de llamarla. Sentir que cada cosa que miras te gustaría que ella lo viera con tus ojos. O mejor verlo todo con sus ojos.

Quisiera ser tu príncipe azul, y despertarte con un beso.

Quisiera huir de esta ciudad
O al menos, verla con tus ojos

Cayendo por el césped de noventa grados.


Pero no. Ahora te has convertido en durmiente. En una especie de hálito de vida que fuiste.

Tres años ya. Tres años y sigo sintiendo el mismo estremecimiento cada vez que suena el teléfono y veo su número. Y tiemblo cada vez que marco el suyo, deseando con toda mi alma que esté conectado

enhorabuena a Felipe Benítez

DOMINGO, ENERO 07, 2007

Enhorabuena a Felipe Benítez Reyes por el premio Nadal. Felipe Benítez es un gran poeta al que tengo no sólo la suerte de conocer en persona, sino a la que admiro muchísimo. Puede que sea el poeta vivo que más haya influido en mi manera de escribir. Pero eso no es culpa suya. Le acaban de conceder este prestigioso premio y estoy muy orgulloso. Ahora, impagable verle con el bañador y la guitarra eléctrica con su grupo Prim14 hará ya unos quince años. Sea mi enhorabuena.

Para los que quieran saber más:

Felipe Benitez Reyes en wikipedia, una página con enlaces, y una selección de poemas, de los que selecciono uno de mis preferidos

ADVERTENCIA

Si alguna vez sufres -y lo harás-
por alguien que te amó y que te abandona,
no le guardes rencor ni le perdones:
deforma su memoria el rencoroso
y en amor el perdón es sólo una palabra
que no se aviene nunca a un sentimiento.
Soporta tu dolor en soledad,
porque el merecimiento aun de la adversidad mayor
está justificado si fuiste
desleal a tu conciencia,
no apostando sólo por el amor que te entregaba
su esplendor inocente, sus intocados mundos.

Así que cuando sufras -y lo harás-
por alguien que te amó, procura siempre
acusarte a ti mismo de su olvido
porque fuiste cobarde o quizá fuiste ingrato.
Y aprende que la vida tiene un precio
que no puedes pagar continuamente.
Y aprende dignidad en tu derrota,
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura.

De «Los vanos mundos»

Se acabaron las esperanzas

MARTES, ENERO 02, 2007

Todo esto se ha ido a la mierda. No es posible entender por qué. Acaban de estrenar el nuevo año. Como homenaje a las víctimas he querido recuperar esta entrada que tenía preparada y dándole vueltas desde hace un tiempo


Malentendidos en el proceso de paz.

- Por un lado parece que no toda ETA está de acuerdo con el proceso.
- Por otro lado, no todo el mundo no abertzale está de acuerdo.

Imaginemos que el PSOE está dispuesto a negociar en un momento en el que la debilidad de la banda terrorista puede aceptarlo. Comienzan los contactos, pero nunca se está seguro de estar hablando con representantes reales. ¿Hablar con un dirigente de ETA supone que toda la organización aceptará el pacto? ¿No sucede, a menudo, que una negociación sindical se frustra porque un grupo no acepta el acuerdo?

En principio, tanto el robo de armas, como la kale borroka suponen que el proceso no está avanzando. Atribuir todo a la rendición del gobierno es demasiado arriesgado. También, la obstinación del gobierno por no romper el pacto hace pensar que atribuir todo a la falta de voluntad del mundo abertzale suena también arriesgado. Por un lado, si el gobierno no rompe públicamente con el proceso, puede deberse a una obstinación en ser los protagonistas del fin de la violencia. Y ante eso, el PP no está dispuesto, y es comprensible. Pero también es posible que los contactos sigan con cierto dirigentes que no están demostrando capacidad real para parar la violencia. O que necesitan no ser vistos por sus iguales como los que se rinden.

Pero, al revés, para el mundo abertzale radical la imagen de las instituciones del Estado es parecida. Se ataca al PSOE por no llegar a un acuerdo y se olvida que el Estado es mucho más, que están otros grupos reacios a cualquier negociación, sectores del PP, de los jueces, de las víctimas, así como muchos otros. De un modo perversamente simétrico, ni el PSOE ni el representante de ETA controlan al resto de su mundo. Da la impresión de que no toda ETA está bajo la misma dirección. De igual forma el PSOE no dirige toda la opinión pública democrática. Ni los violentos obedecen, ni los demócratas obedecen.

Y un proceso de negociación debe tener en cuenta todas las opiniones. Parece que sólo los demócratas deben ceder para no aumentar las víctimas. Y un proceso que no cuente con el PP de Acebes no será real. De igual forma que si no se tienen en cuenta las reivindicaciones abertzales tampoco. Siempre dentro de un modo de actuar de respeto y democrático. Y poca democracia puede haber con la amenaza de volver a las armas. No creo que los jóvenes que hacen botellona dejen de hacerla, ni que la kale borroka acabe tan fácilmente. Quizás si se acaba el presupuesto...

Quizás no sea buen camino exigir a HB que controle el terrorismo callejero, puesto que así pierde su liderazgo. Tampoco se le puede pedir a gran parte de la opinión pública que deje de exigir una justicia que no considere el perdón como arma política. ¿Cómo llegar a un punto de acuerdo? Está claro, que todos deben ceder algo, pero no significa que todos deban ceder lo mismo. Los que han roto la baraja democrática no han sido los integrantes del pacto antiterrorista, sino aquellos que utilizan las armas y el miedo en vez del convencimiento democrático. Todos tienen razón, pero no todos tienen la misma parte de razón.

Lo que más me preocupa es la dialéctica de identificar todo el antinacionalismo con el gobierno, que evidentemente, no es así. Pero también es erróneo considerar que todo el entorno nacionalista vasco es una unidad, como dice la consigna del PP: ETABatasuna. Ni ETA es una ETA, ni Batasuna engloba a todo el nacionalismo vasco radical.

En fin, llevo toda la noche dándole vueltas a este tema. Y hasta aquí he llegado.


Aquí terminaba mi pensamiento. Ahora ya vemos que tenía razón en sólo una cosa. No todo el mundo terrorista está por dejar la violencia. Son dos muertos. ¡Basta Ya!

sábado, 21 de abril de 2007

Irritación

He tenido un desagradable incidente en los comentarios del post anterior. Sin venir a cuento y haciendo referencia a un post en otro blog , un usuario anónimo me tachó de xenófobo, racista y bueno, suena así:

Acabo de leer tu comentario respecto a los rumanos (y las rumanas, llamándolas p*** indirectamente) en el blog de Crónicas desde el aula y tengo que decir que eres un xenófobo asqueroso y paleto español, que no habrás salido de tu pueblo en tu p*** vida, y si lo has hecho ha sido para caer de cara en un retrete, del que desgraciadamente no pareces haber salido. ¿Te ha sentado bien el comentario, paletillo de pueblo?

No voy a pedir disculpas aquí. Eso lo he hecho en el blog de Gaskell, por respeto, pero este es mi blog y voy a desahogarme.

No he llamado putas a las rumanas, me hacía eco de aquello de que nos roban a nuestros maridos. Es la única explicación que voy a dar.

Xenófobo asqueroso y paleto español. Creo que ser paleto no es privilegio de los españoles, todos podemos ser catetos. Y xenófobo... Bueno. La ironía no es el fuerte de los demás.

Efectivamente, no he salido de mi pueblo en mi puta vida. Como hizo Kant, y quizás por eso he tenido tiempo de leer, cultivarme y tener un sentido de la realidad más profundo. NO me dedico a hacer insultos y no, no me ha sentado bien el comentario. No por “decirme las verdades” –no a la cara, puesto que es anónimo-, sino por lamentar tanta falta de sentido de las cosas.

Me jode mucho que me malinterpreten y eso es lo que ha pasado. Pero después de un par de días dándole vueltas he decidido no pedir disculpas más. Estoy francamente irritado, cabreado. Y me voy a contener hacer nuevos insultos porque no es mi estilo.

El mundo ya es lo suficientemente asqueroso para añadir más leña.

Uno de estos días explicaré porqué no soy capaz de explicarme mejor.

De todas formas feliz año a todos.


PD. Lo de paletillo “español” me ha intrigado de verdad.

la navidad defiende las drogas

JUEVES, DICIEMBRE 28, 2006
.
Comenzamos con los Reyes Magos. El oro, el incienso y la mirra. El incienso todo el mundo sabe que es propio de los porretas. La mirra nadie sabe qué es, así que será otra manera de hablar del costo, la priba o algo peor. El oro es la clave. Si a mi me hacen un regalo así, soy rico toda la vida. Pero está claro que se lo pulieron rápidamente. Mala vida, drogas, viajes (a Egipto, dicen), perseguidos por las fuerzas de seguridad del Estado (lo de Herodes).

No se puede esperar nada de alguien que va con camellos. ¿Y qué si no de los camellos? Hay apología del narcotráfico clarísima.

Luego llegan los villancicos. Lo más obvio, el consumo de alcohol,

Pero mira como beben los peces en el río.

Pero hay mucho más:

Hacia Belén va una burra (moto grande)
yo me remendaba,
yo me remendé,
yo me eché un remiendo
yo me lo quité (esto no tiene sentido, es propio de la gente que está colocada)
cargada de chocolate (sin palabras)
lleva su chocolatero (narcotraficante)
y su anafe (no sé lo que significa, pero seguramente será un artefacto para fumar el chocolate)
María, María (ahora trafican con marihuana)
ven acá corriendo (no, creo que aquí no hay significado oculto)
que el chocolatillo se lo están comiendo (se lo acaban rápidamente)
maría, maría (idem)
ven acá volando (volar, hacer un viaje, flotar, estar colocado)
que el chocolatillo se lo están fumando


Luego llegará el Papa en contra del consumismo. Y es que ya lo decían Les Luthiers,

No entres en el mundo de la droga,
somos mucho y hay poca.

Es muy fácil criticar, pero más fácil es criticar a la Iglesia.

JUEVES, DICIEMBRE 21, 2006

Yo siempre he creído que lo que le faltaba a la Iglesia es un Refuerzo de Lengua en 3º de Eso, para afianzar la comprensión lectora. Algunos ejemplos:

- Ama a tus enemigos (y los hay que defienden la pena de muerte y las “guerras justas”)
- Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.
- Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos.

Es muy gracioso ver cómo tergiversan las cosas. Cómo defienden que unas cosas hay que tomarlas como metáforas y otras al pie de la letra.

Dar al César implica, a mi parecer claramente, que los asuntos de políticas no tienen nada que ver con la religión. Pero que no exime de cumplir con los mandatos legales. Dios proveerá. Y aquí me encuentro con la conferencia episcopal defendiendo la Unidad de EsPaña (pronúnciese con P mayúscula). ¿Qué más le importará a Dios que los catalanes quieran la independencia? Si al menos hablaran del Imperio Romano...

No me parece mal que la Iglesia –o cualquiera- opine de lo que sea, pero no creo que ellos (los que visten de negro, con el alzacuellos), sean los más adecuados para hablar de política territorial, o de la reproducción humana. Y digo yo, si Católico significa Universal, ¿por qué defienden una nación concreta que es Españá? ¿También vale Francia? ¿Israel? ¿Cataluña?

Porfa, que venga dios y me lo explique.

Por cierto, si la Biblia, que es palabra de Dios, tiende a ser malinterpretada, ¿signfica eso que Dios no se sabe explicar? ¿No era omnisciente y omnipotente? También es cierto que si a Dios, que se explica divinamente no lo entienden, que no entiendan las explicaciones de mis clases no está tan mal.

PD. Acabo de terminar de ver Enfoque, sobre el Laicismo y la separación Iglesia/Estado. No salgo de mi asombro. Otro día hablaremos, por ahora, sólo decir que, aunque me bautizaron, e incluso he bautizado a mi prole...

en mi nombre NO,
la Iglesia no habla en mi nombre

aprendiendo la indefensión

MIÉRCOLES, DICIEMBRE 13, 2006

Los profesores de Ciencias Sociales, imagino que como los de filosofía o los de lengua, nos enfrentamos, a veces, a lo desconocido. A algunas reacciones que nos dejan fuera de lugar, algunas frases, algunas actitudes, algunos comportamientos que no son importantes en sí, sino porque evidencian una realidad que, como hoy, nos aturde.

Me estoy enfrentando en 2º de ESO (13-14 años) al tema de la política. Los partidos políticos, sindicatos, representación democrática, la Constitución y las comunidades autónomas. No sé si me explico. Uno, evidentemente, tiene que dejar fuera sus convicciones políticas e intentar explicar las cosas con neutralidad. Lo único que creo que debo inculcarles es el valor de la democracia y la participación activa en una sociedad plural. El resto del tema son contenidos sobre los que no es necesario opinar. Número de senadores o composición de las cortes...

Estoy tan acostumbrado a escuchar a los niños que no les interesa la política que he pasado por alto lo que eso significa. Permitidme que me extienda y me vaya un poco por los cerros de Úbeda. En estos casos suelo decirles a modo de refrán que si no nos interesamos por la política, en la política acabarán los interesados. Los chicos y chicas se aburren, no entienden y lo que es peor, no quieren entender. Siempre me ha maravillado que los chicos sean capaces de aprenderse todo lo relacionado con el fútbol (2º deporte más aburrido del planeta) y no sean capaces de reconocer a los que rigen los destino de este nuestro suelo patrio.

Dicen que las noticias de política son aburridas. Y por lo menos, digo yo, que los participantes son siempre los mismos, que en fútbol, unas veces un jugador está en un equipo y otras veces en otro, ¡y ellos son capaces de aclararse! Lo digo con un poquito de sorna, porque entiendo que las cuestiones partidistas aburren al más interesado. Los políticos profesionales deberían tomar buena nota. O quizás ya lo han hecho (este sería tema para otro post).

De repente estaba explicando no-sé-qué de un tema que diferencia a la Izquierda de la Derecha, y una chica dijo, “Yo soy liberal, soy de derechas”. Y le pregunté, ¿por qué sabes que eres de derechas?. No supo o no quiso responder. Y entonces lo vi claro. Es más fácil que seamos de un equipo de fútbol que de una ideología política. Ella entonces dijo claramente, “yo soy más del Madrid, que de Derechas”.

Las lealtades políticas se aprenden como se aprenden las futbolísticas. Una vez vi en Sevilla a una madre intentando inculcar a su hijo de unos dos o tres años, su amor por el Betis. Pasábamos por el estadio del Sevilla y la madre le decía: “hijo, di, Sevilla caca”. Y el niño guasón decía, evidentemente, “Betis, caca”. Y a la madre se la llevaban los demonios.

En cuestiones de política los hijos también demuestran las cosas que escuchan en casa, pero me sigue llamando la atención que sea más importante el deporte rey, que el rey en política. La socialización política se limita, en la mayoría de los casos a cagarse en los muertos-de-los-catalanes-cabrones-que-se-vayan-de-esPaña-ya. El nacionalismo, o mejor, el necionalismo más radical, que sospecho no entiende de lealtades a la patria grande o chica. Independientemente de si se defiende la España constitucional o la de Franco. No están en EsPaña, ¡que se jodan y hablen español, coño!

Bueno, el nacionalismo da para otro libro. Volvamos a la clase de hoy.

Todos los chichos y chicas que intervenían en clase (un nutrido contingente se dedicaba a tontear, y es que muchos adolescentes no pertenecen a la especie humana, sino que son sacos de hormonas exultantes), decía que todos los políticos eran iguales, que todos se dedicaban a robar y todas esas cosas. Y yo que, al menos tengo una conciencia democrática en negativo, intento hacerles ver que si es cierto que un político demuestra cierta deshonestidad, se puede cambiar. Claro que para ellos, cuatro años es la vida entera. Sí, hombre, para que llegue otro igual. Y yo, por mi parte, bueno, si el otro quiere durar más que el primero, ya procurará robar menos o incluso ser honesto. Y nada. Todos están convencidos de que no hay remedio.

Si la juventud es el futuro, lo tenemos bastante negro, señores.

Pero eso no es lo grave, ya lo llevo escuchando muchos años. Lo grave es que se trata de lo que en psicología se llama “indefensión aprendida”. La indefensión aprendida es el reflejo de alguien que harto de luchar y fracasar, acepta que todo le va a hacer daño y se muestra dócil. Un perrillo apaleado que cuando llega el violento amo, se pone en disposición de que lo monten. Estamos tan apaleados por los políticos, tan acostumbrados a que nos mientan, nos estafen, nos metan en Europa sin permiso, o que no nos saquen de la OTAN que prometan puestos de trabajo o diálogo y al final acaben todos presidiendo consejos de administración o viviendo de las rentas de cuentas secretas en Suiza. He escuchado que no sé qué presidente del gobierno se compró una isla entera. O los alcaldes que salen por televisión que han hecho fortuna con pelotazos inmobiliarios.

Ya, estamos desilusionados. ESTAMOS, los adultos, los de la generación desencantada de la política tras la transición. Estos chicos tienen 13 años y ya están de vuelta de todo. ¿No es peligroso? ¿No da pena, rabia y frustración? No es su indefensión aprendida, es NUESTRA indefensión. Y hemos conseguido transmitírsela.

Nota: Y luego, para que la Conferencia Episcopal diga que la Religión es parte fundamental en la formación integral del individuo. Una persona puede vivir sin religión, pero no puede evitar la política. ¿Proponemos clase de política? (otro post pendiente)